Cómo mejorar el patrón alimenticio de tus hijos

Una clave para desarrollar hábitos de alimentación saludables es ser un buen ejemplo desde siempre para tus hijos. Los hábitos alimenticios se desarrollan en la primera infancia, y duran hasta la adolescencia e incluso, la edad adulta.

Si eres un buen ejemplo de alimentación para tus hijos estarás enseñándoles cómo comer de forma saludable. Los padres proporcionan y los niños deciden… Pero cuando los niños cada vez reciben comidas saludables, cada vez tendrán más probabilidades de comer alimentos saludables para su organismo.

Lo que los niños ingieren les proporcionan los nutrientes necesarios para su crecimiento y el desarrollo del cerebro. Los mejores patrones de alimentación se asocian con un mejor rendimiento escolar y una mayor felicidad, sobre todo en los niños que desayunan y que no comen tanta comida basura. Estos niños tendrán un patrón de alimentación mucho mejor.

Cómo conseguirlo

Para conseguir que tus hijos tengan un mejor patrón alimenticio, sigue estos consejos:

  • Proporciona a tus hijos una variedad de alimentos saludables. Aumenta la variedad de los alimentos y bebidas que sean realmente nutritivos.
  • Introduce verduras y frutas ‘nuevas’. Un niño puede comenzar diciendo “asqueroso” cuando se le presenta un nuevo alimento. Esta es una reacción normal a algo nuevo o desconocido. Es frustrante como padre, pero es normal.
  • Sé creativo en la presentación de los alimentos. Haz comidas al horno saludables que tengan formas divertidas. En internet podrás encontrar muchas recetas saludables y divertidas para que tus hijos puedan comer de forma saludable.
  • Comed en la mesa juntos. Los niños que comen con sus padres en la mesa y al mismo tiempo, tienden a tener una mejor alimentación que aquellos que tienen que comer solos.

  • Sé un buen modelo a seguir de alimentación saludable. Cuando tus hijos te vean comer alimentos saludables, entonces ellos tendrán más probabilidades de comerlos también.
  • Tener horarios de todas las comidas en casa. Los niños deben tener un horario de comidas con sus padres. Además de potenciar el vínculo afectivo, también se tendrán mejores decisiones para alimentarse.  Comer comidas familiares mejora la salud y el bienestar de los niños y adolescentes . Los niños que comparten comidas familiares tres o más veces por semana tienen más probabilidades de estar en el rango de peso saludable y tener patrones alimentarios y de alimentación más saludables.

Pide ayuda si crees que es necesario

Si has probado todo y aún así tus hijos no comen saludablemente y a ti también te cuesta mantener un buen patrón de alimentación, entonces no podrás ser un buen ejemplo para ellos. En estos casos, lo mejor es que pidas ayuda a un dietista o nutricionista para que te guíe no solo en tu alimentación, si no también en la de toda tu familia.

Cuando seas capaz de cambiar los hábitos alimenticios en tu familia y vuestro estilo de alimentación sea saludable, podrás disfrutar de mejor salud en ti y en todos los miembros de tu familia. Recuerda que la información para comer bien es fundamental para tomar decisiones correctas en la dieta diaria familiar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.