Cómo manejar las rabietas de los niños

Las rabietas son habituales en los niños pequeños, sobre todo en aquellos pequeños que aún no manejan bien el lenguaje y les cuesta expresar en palabras aquellas emociones que sienten a cada momento. Incluso a los adultos les cuesta a veces, poner palabras a las emociones y por este motivo, es importante que primero el adulto controle sus emociones y sepa manejarlas adecuadamente, de esta manera podrá enseñarle al niño las mejores estrategias.

Las rabietas pueden estar causadas por muchos motivos, como la falta de comunicación, pero también puede estar provocado por otros motivos como por ejemplo, cuando un niño está acostumbrado a tener todo lo que quiere en el momento que desea. Esto puede ser un gran problema de resolver en el futuro. Es necesario que los niños aprendan a que no siempre se tiene lo que se quiere, aunque al principio, esto desencadene rabietas. 

Los niños pueden aprender que las rabietas es la forma más rápida de control hacia sus padres y lo peor, la mejor forma de conseguir lo que quieren. Si se enfadan y ‘la lían’, muchos padres solo por calmar los humos pueden ofrecer a los niños lo que desean solo para que no estallen en ira. Este no es el camino, ya que te aportará graves problemas en el futuro.

Ante las rabietas: calma

Para poder hacer frente a las rabietas, lo más importante es mantener la calma primero para poder calmar realmente al niño o niña que está sintiendo esa emoción tan intensa. El contacto físico es necesario para que los pequeños se calmen por lo que darle tu mano o un buen abrazo es un alivio casi instantáneo para sus emociones alteradas.  Una vez que el niño esté en estado de calma, será entonces (y solo entonces) cuando se hable con él y se comente sobre su comportamiento.

Es necesario tener en cuenta que cuando un niño tiene una rabieta hay que señalar la rabieta y lo que se espera en el futuro de su comportamiento, pero no hay que etiquetar a los niños de ‘malos’ por mostrar sus emociones más intensas en forma de rabieta. Las rabietas solo muestran cómo se sienten y cómo no son capaces de decírtelo de otro modo.

La comunicación es necesaria

Trabajar la buena comunicación desde que son pequeños es imprescindible para que vayan cogiendo el hábito de poder comunicarse abiertamente con sus padres. Se les puede preguntar directamente por qué están enfadados (aprenderán a poner nombre a sus emociones, a identificar el problema y lo mejor, a buscar soluciones). Así, una vez que razonen necesitarán tu ayuda para buscar alternativas y soluciones que les haga sentir mejor y resolver el problema de la forma más adecuada.

Además de la comunicación, la paciencia no puede faltar ante una rabieta. Un niño que muestra gritos, llantos y mucha irritación, necesita de tu paciencia y consuelo. Lo último que necesita son tus gritos o tus malos modos. Tiene gran malestar emocional que no sabe expresar de otra manera y te necesita a ti, para que seas su mejor guía emocional para entenderse a sí mismo y para aprender a expresarse.

Gestión de las emociones

Los niños necesitan aprender a gestionar sus emociones de forma correcta a través de la empatía, la asertividad y la comunicación. Las respiraciones profundas son una necesidad para calmar la mente alterada y para que puedan comprender desde otra perspectiva cómo hay más alternativas de comunicación y cómo la rabieta no es una buena idea para expresar sus emociones.

Es importante que los pequeños asuman responsabilidades desde que son pequeños y que se trabaje la autonomía e independencia para que se den cuenta de que sí son capaces de hacer las cosas bien y de controlar sus emociones. El elogio es una buena forma de trabajar la autoestima y disminuir las rabietas, siempre en su momento adecuado y sin pasarse.

 


Un comentario

  1.   Susana dijo

    Tengo dos pequeños el mayor cuatro y el pqueño un año y medio , la verda esk mi vida acambiado ,mis hijos son mi felicidada la alegria de casa ,pero no dejo de reconocer k es dificil mantener la calma cuando estoy cansada ogoviada,y ellos estan en todo su apogeo,habeces lloro cuando les grito no me siento la mejor madre y es duro los tengo todo el dia yo sola pa todo .me como muxo la cabeza con educarlos de la mejor manera,la vetda es que los consejos me an venido muy bien para seguir cojiendo fuerzas ….graciasssss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.