Cómo lograr un rostro natural con el maquillaje

Maquillaje natural

El mejor maquillaje es el que oculta pequeños defectos, realza lo mejor de los rasgos y sobre todo no se nota demasiado. Aunque en cuestión de gustos y tendencias se puede hallar una gran variedad, es cierto que para el día a día suele gustar un acabado natural en el maquillaje.

Muchas de nosotras ya no renunciamos a ese toque de color y vivacidad que nos aporta el maquillaje, sacando lo mejor de nuestro rostro, por lo que es bueno saber cómo conseguir que el aspecto sea lo más natural posible. Los maquillajes más coloristas e intensos es mejor dejarlos para las fiestas nocturnas. Además, dependiendo de la época, se buscan efectos más sencillos, como ocurre en el verano, cuando las fórmulas son más ligeras y todo debe ser más fresco y natural.

Preparar la piel para el maquillaje

Maquillaje natural

Tener una piel preparada para el maquillaje hará que necesitemos poca cobertura a la hora de utilizarlo. Hay que utilizar productos limpiadores para que la piel no se quede con impurezas, y siempre se encuentre limpia y fresca. También es muy importante la hidratación, que cuida la piel y la nutre incluso por la noche. Tener la piel recién hidratada hará que el maquillaje se funda mejor y se extienda más fácilmente, sin que queden partes secas o de un color diferente. Lograremos en definitiva uniformidad y un rostro natural, la base perfecta para aplicar cualquier producto sin que se cuartee o se resquebraje.

Elegir la base de maquillaje más adecuada

Siempre se debe escoger una base de maquillaje lo más parecida posible a nuestro tono natural de piel, para que cubra sin crear ese efecto ‘máscara’. Las BB Cream te proporcionan una buena alternativa, ya que cubren lo suficiente para dar buen tono a la piel pero resultan frescas y apenas se notan, aunque también hay bases de maquillaje con texturas muy ligeras, como las tipo mousse. Tampoco hay que olvidar el corrector, dando pequeños toques en zonas como las ojeras e imperfecciones, cubriéndolas.

Polvos bronceadores, un toque de sol

Maquillaje natural

Si  usamos con moderación y con tacto los polvos bronceadores nos darán un toque de sol estupendo en la piel. Parecerá que hemos tomado el sol el día antes, y quedará natural, con ese aspecto de estar siempre de vacaciones. Pero para ello hay que asegurarse de aplicarlos en las zonas que suelen broncearse primero, como los pómulos y la frente, en pequeños toques, ya que un exceso hará que el efecto sea el contrario y resulte muy artificial. Además, en el autobronceador, como en la base, también hay tonos, por lo que debemos escoger el adecuado, con uno o dos tonos más altos que el de nuestra piel.

Ojos naturales, pero que llamen la atención

Que un maquillaje sea sencillo no quiere decir que no nos favorezca o sea intenso. En los ojos podemos utilizar sombras ocre o nude para el párpado móvil, poniendo el protagonismo en el delineado. Las sombras deben ser sencillas, ya que los tonos muy llamativos nunca quedan naturales. Los rosados, los beige o marrones suelen ser los mejores para un look de este estilo. En las pestañas, podemos usar máscara marrón en vez de la negra de siempre, ya que queda mucho más suave.

Maquillaje natural

El truco es poner énfasis o bien en los labios o bien en los ojos, pero nunca en los dos a la vez. Si usas un delineador negro en los ojos, opta por unos labios con gloss o brillo. Si por el contrario quieres destacar los labios con un tono rosa o rojo, los ojos pueden llevar solamente un toque de máscara y sombra beige.

Con estos pasos lograremos tener un rostro fresco y descansado, en donde no hay espacio para las imperfecciones, pero que al mismo tiempo resultará muy natural. Destacaremos los rasgos que más nos gusten, ya sean los ojos o la boca, y nos servirá como base para maquillarnos a diario.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *