¿Cómo llevar las uñas para una entrevista de trabajo?

manicura-oficina

Actualmente, las ofertas de trabajo escasean y sería una auténtica locura perder una posibilidad por no ir “presentable” a la entrevista previa que en toda oferta laboral se nos hace. Ir “presentable” no es sólo llevar un maquillaje y una ropa adecuada, sino que también la imagen de nuestras manos dice mucho acerca de nosotros. No basta con llevar una manicura pulcra sino que sería recomendable seguir una serie de consejos a la hora de asistir a una de estas entrevistas.

Nunca debes…

  • Ir a una entrevista de trabajo con las uñas mordidas. Este gesto puede indicarle al entrevistador que el aspirante al puesto de trabajo es ansioso, nervioso y algo descuidado con su imagen personal. Si tienes las uñas mordidas opta por ponerte uñas de gel o de porcelana, pero sobre todo, intenta por todos los medios eliminar de tu día a día esa fea manía de mordisquear tus uñas.
  • Llevar las uñas demasiado largas. Las uñas largas son bonitas y estilizan mucho una mano femenina pero para una entrevista de trabajo no se deben llevar excesivamente largas, ya que debes mostrar una imagen discreta, sencilla y sobre todo profesional. Bien es cierto, que no es lo mismo una entrevista de trabajo para trabajar como modelo de fotografías que para trabajar en una oficina. Pero con una manicura bien cuidada, discreta, de tonos pasteles o de manicura francesa, te servirá para ambos puestos.
  • Llevar colores intensos. Por colores intensos nos referimos a colores flúor, a diseños de muñecos, lunares, líneas o similares, a rojos muy potentes o a colores demasiado “adolescentes”. Como dijimos en el punto anterior, lo mejor es llevar un tono pastel (un rosa pálido o ‘nude’). Estos combinan con cualquier ‘outfit’ que decidas llevar.

manicuraoficina

No te olvides de…

  • Hidratar bien tus manos con una buena crema. El entrevistador te saludará con el típico “saludo de manos”, por lo que este paso no hay que dejarlo al azar. No es lo mismo llevar unas manos suaves que ásperas y secas.
  • Llevarlas bien limadas. Nada de picos irregulares ni demasiado cuadradas. Opta por las puntas redondeadas de siempre, son las más femeninas.

Esperamos que estos consejos te ayuden si estás a punto de realizar una entrevista de trabajo. ¡Suerte!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *