Cómo limpiarse los oídos de forma segura

Cómo limpiarse los oídos

Aprender a limpiarse los oídos de forma segura es fundamental, ya que no hacerlo, puede provocar daños importantes en el sistema auditivo. Muchas personas no prestan atención a la higiene de los oídos, y la mayoría, lo hace de forma incorrecta. Utilizando utensilios que pueden provocar grandes daños y que están comprometiendo la salud de tus oídos.

Limpiarse los oídos es necesario, es un paso más de la higiene diaria que no se puede pasar por alto. Porque igual de peligroso es limpiarse mal los oídos, como no hacerlo nunca. Por ello, te traemos estos consejos para que descubras cómo puedes mejorar tu salud auditiva.

Cuál es la mejor manera de limpiarse los oídos

Muchas personas, por no decir la mayoría, tiene un concepto erróneo sobre lo que significa limpiarse los oídos. Lo que se cree es que hay que limpiar y extraer la cera, pero en realidad, se trata de eliminar la suciedad, porque la cera no es un enemigo. Por el contrario, el cerumen se produce de forma natural y cada persona produce la cantidad que su canal auditivo necesita.

El cerumen es un sistema de limpieza automática que genera el cuerpo y cada día expulsa lo que no necesita. Esta cera natural se encarga de evitar que entren sustancias externas en el oído. Además, es la encargada de mantener un nivel de pH óptimo. Por lo tanto, tener cera en los oídos es totalmente natural y no es un síntoma de suciedad. Al limpiarse los oídos, lo que debemos hacer es limpiar el exceso y la parte exterior de las orejas. Toma nota de cómo puedes hacerlo correctamente y con total seguridad.

Con agua en la ducha

Higiene auditiva

El calor del agua y el vapor que se forman en el baño durante la ducha, forman el equipo perfecto para limpiarse los oídos de forma segura. Solo tienes que ladear ligeramente la cabeza y dejar que el agua templada caiga por tus oídos durante un par de minutos. Después, coloca la cabeza en posición vertical, de forma que el agua irá saliendo y arrastrando consigo el exceso de cerumen, que está reblandecido por el agua caliente.

Al terminar, utiliza un algodón para extraer los retos de cerumen y aprovecha para limpiar también la parte exterior de las orejas. Evita en cualquier caso introducir bastoncillos en los oídos, porque solo conseguirás introducir la cera cada vez más adentro en el canal auditivo, provocando taponamiento y trastornos importantes. Tampoco debes usar objetos con punta, que pueden hacerte mucho daño y causar graves problemas.

La limpieza de los oídos debe alternarse, ya que según los expertos no es recomendable hacerlo cada día. Además del agua tibia en la ducha, puedes usar otros productos para este propósito, como el agua de mar. Se trata de un producto natural que introduce agua marina en el cana auditivo, reblandece la cera y ayuda a su expulsión de forma natural sin dañar el oído. Esta es la manera más efectiva de limpiarse los oídos, y la que debes utilizar siempre en bebés y niños pequeños.

Cómo cuidar la salud de tus oídos

Bastoncillos para los oídos

Además de hacer una correcta limpieza de los oídos, es muy importante cuidar su salud a través de buenos hábitos. El uso de auriculares por ejemplo, resulta muy perjudicial cuando se hace en exceso. Ya que está demostrado que el uso de aparatos externos y cascos pueden producir infecciones y pérdidas auditivas. De la misma manera, los ruidos muy altos, escuchar música con un volumen excesivo y especialmente en entornos pequeños, como el coche, aumentan el riesgo de perder capacidad auditiva.

Cuida la salud de tus oídos con estos consejos, son sencillos y fáciles de adaptar a las rutinas de higiene. Tener la capacidad de oír es un privilegio que muchas personas no pueden disfrutar y que se va mermando a medida que avanza la vida. Evita perder el oído por completo y así, podrás disfrutar de todos los sonidos que nos acompañan cada día durante toda la vida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.