Cómo lidiar con el mal humor de la pareja

mal humor

A la hora de establecer un vínculo con otra persona no cabe duda de que se asume un auténtico desafío. Aparte del afecto y del amor, hay momentos en los que se debe lidiar con ciertas emociones negativas como ocurre con el mal humor o la apatía.

No es nada fácil el convivir con alguien, que se siente triste o de mal humor en muchos momentos del día. En el siguiente artículo te damos una serie de pautas que pueden ayudarte a lidiar con el mal humor de tu pareja.

Cómo puede afectarte el mal humor de tu pareja

El estado de ánimo de la pareja va a afectar al conjunto de la relación. La pareja es cosa de dos y cuando uno está feliz y positivo, todo marcha sobre ruedas. Sin embargo el mal humor o cierta apatía van a incidir de una manera negativa en el buen devenir de la pareja. Acto seguido te mostramos algunas de las consecuencias que tiene el que la pareja esté de mal humor:

  • Las diferentes emociones y estados de ánimos se contagian. El compartir tiempo con una persona que siempre está de mal humor hace que se cree un ambiente poco favorable para el bienestar de la pareja. Una cosa lleva a a la otra y al final aparecen ciertos conflictos que dañan de una manera seria a la relación.
  • El mal humor de la pareja crea un ambiente dentro de la relación que no es nada bueno para la propia pareja. Se forma cierta incomodidad que perjudica de una manera seria al vínculo entre ambas personas.
  • Aunque no sea para nada justo, el mal humor de la pareja puede llegar a provocar que la otra persona se sienta culpable por dicho estado de ánimo. Hay una fuerte creencia de dicha culpabilidad y se hace todo lo posible para solucionar dicho problema.

trsite pareja

Pautas a seguir para manejar el mal humor de la pareja

  • Lo primero que hay que hacer es no dejarse contagiar por el estado emocional de la pareja. A partir de aquí hay que enfrentarse al problema e intentar que el mal humor de la pareja desaparezca.
  • El segundo paso consiste en empatizar con la pareja para observar por qué se encuentra de mal humor. Es importante sentarse con la otra persona y escuchar los motivos de dicho estado de ánimo.
  • En el caso de que el mal humor de la pareja no sea algo esporádico y se convierta en algo habitual, sería conveniente pedir ayuda a un profesional. En ocasiones el mal humor o la apatía suelen ser el preludio de un problema mucho más grave como es la depresión. La pareja debe tener conciencia de su problema y dejarse ayudar para poder revertir tal situación.

En definitiva, no es nada fácil el poder lidiar con el mal humor de la pareja. Si dicho estado de ánimo es algo puntual, se puede llegar a tratar sin demasiados problemas. Si por el contrario, el mal humor y la apatía se prolongan en el tiempo, es bueno acudir a un buen profesional. Por desgracia hay casos en los que el problema va a peor, provocando que la relación se vuelva tóxica. Si ello ocurre, lo mejor sería poner fin al vínculo y a la relación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.