Cómo levantar a los adolescentes de la cama sin dramas

chica adolescente durmiendo

Todos los niños, adolescentes, jóvenes y adultos cuando suena el despertador por la mañana… prefieren quedarse en la cama durmiendo. A nadie le gusta que se corte el sueño, ¡pero es necesario en la sociedad en la que nos encontramos! Si eres una madre o un padre que tiene que gritar todas las mañanas para que tu hijo de 16 años vaya a la escuela porque se levanta tarde y siempre está cansado… Debes saber que no eres la única que pasa por esto cada día.

Prefieren dormir y divertirse

Levantar a los niños y adolescentes por las mañanas y que salgan a su hora puede ser todo un desafío, ¡solo tienen que llegar a tiempo a la escuela! Aunque ellos siempre preferirán quedarse en casa. Quizá le digas cada día lo importante que es la escuela, todo lo que puede conseguir… pero ellos prefieren divertirse y eso se hace quedándose en casa.

Eso no quiere decir que una vez que estén en la escuela, no se diviertan jugando con amigos y aprendiendo cosas nuevas. ¡Solo significa que para un niño soñoliento, el tirón es fuerte para permanecer en esa cómoda cama el mayor tiempo posible!

¡Despierta ese cerebro aturdido!

En lugar de recurrir a las amenazas, los sobornos y la histeria general, concéntrate en despertarlo y su cerebro aturdido sin depender del drama y los gritos para que su adrenalina se dispare. Tráele un batido de proteínas o una rodaja de manzana para poner en marcha su sistema cuando lo despiertes. Enciende la música enérgica para ayudar a tu hijo a salir de su estado de niebla mental.

adolescente que no quiere levantarse

A algunos niños les gusta cuando le inyectan un poco de diversión a la rutina de la mañana, haciéndolos desayunar con la mano izquierda (si son diestros) o celebrando un concurso para ver quién puede llegar primero al coche. Pero es posible que tu hijo adolescente no responda favorablemente a los juegos, especialmente si está cansado.

El atractivo de las redes sociales y la atracción magnética del mundo en Internet, por no hablar de los chats y mensajes de texto a última hora de la noche, mantienen a los chicos y chicas despiertos hasta más tarde de lo que es saludable, dada la hora temprana en que deben despertarse para ir a la escuela.

Encuentra un incentivo significativo

Ayuda a tu hijo a encontrar un incentivo significativo. ¿Se preocupa por sus notas? Él lo hará, si está motivado para ingresar a una universidad en particular. Ayúdale a ver el vínculo entre la parte faltante de la clase y obtener una calificación más baja. Intenta visitar un campus universitario cercano para que sienta tangible el hecho de poder ir a una universidad y conseguir lo que le gusta si saca buenas notas.

O tal vez los dos podéis inventar un motivador, algo que él pueda recordar a sí mismo en la mañana cuando esté tentado de presionar el botón de repetición. A menudo, algo relativamente insignificante puede funcionar: la promesa de su cena favorita el viernes por la noche si llega a la escuela a tiempo toda la semana, o una hora adicional añadida a su toque de queda el sábado por la noche.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.