Cómo leer el etiquetado nutricional

Etiquetado nutricional

Cuando vamos a comprar al supermercado a veces nos limitamos a comprar lo de siempre sin reparar demasiado en cómo puede haber sido fabricado o en los ingredientes que tiene. Si llevamos años consumiendo algo puede que ni nos planteemos leer las etiquetas nutricionales pero en ellas viene toda la información necesaria para conocer cómo ese alimento afecta a nuestra salud.

Vamos a ver cómo leer el etiquetado nutricional, porque es una parte muy importante a la hora de hacer una compra bien saludable. En estas etiquetas tiene que venir bien explicado el aporte nutricional de ese alimento en concreto y así podemos saber qué comprar y qué no.

Los primeros pasos

Etiquetado nutricional

Sabemos que todos los alimentos deben tener etiquetas nutricionales. Algunos vienen en un envase doble y solo en el de fuera cuentan con la valoración nutricional, por lo que no deberíamos tirarlo sin antes mirar esta información. Es importante tener en cuenta que en la mayor parte de las veces lo que se nos muestra es el valor nutricional por cien gramos de producto, por lo que hay que saber la cantidad exacta. Es decir, el bote puede ser de 250 gramos pero la información es sobre cien gramos, por lo que hay que multiplicar para saber el valor exacto de todo el bote. En algunos como los yogures también nos ponen el valor por las porciones, lo que nos ayuda mucho más. También nos pone el tanto por cien de la cantidad diaria recomendada, lo que nos aporta cierta información sobre la cantidad que se debería tomar al día de un alimento para evitar excesos.

Qué debemos buscar

Normalmente todo el mundo se fija en las calorías que tiene un alimento, pero lo cierto es que no es lo único que hay que mirar. El aporte calórico es importante, pero también que esas calorías sean de calidad. Casi todo el mundo mira las calorías sin prestar atención a otros valores y esto no siempre es significativo en cuanto a si un alimento es saludable o no porque hay más cuestiones a tener en cuenta.

Carbohidratos

Etiquetado alimentos

En el apartado de carbohidratos vemos claramente los que nos aporta el alimento. Es la base de la pirámide nutricional pero lo importante es que sean buenos carbohidratos. En ellos viene marcada la fibra vegetal. El alimento debe tener una buena cantidad de fibra para ser más saludable, ya que nos ayuda con el tránsito intestinal y no aumenta el azúcar en sangre. La cantidad de azúcares es muy importante, porque esto es lo que nos puede afectar. Los alimentos que tienen altos niveles de azúcar son los que nos perjudican porque pueden conducir al sobrepeso y a la diabetes. Un gran ejemplo es que las gominolas se anuncian como un cero por cien de grasa pero tienen un alto nivel de azúcar, por lo que siguen siendo perjudiciales para nuestra salud.

Grasas

Las grasas son otro punto importante en las etiquetas. Es importante que sean bajos en grasas saturadas porque este tipo de grasas son las que causan problemas cardiovasculares. Las grasas buenas también son necesarias en cierta cantidad como los ácidos grasos Omega-3 y 6. Por eso es bueno fijarse en las grasas saturadas.

Alimentos procesados o naturales

En las etiquetas podemos ver si los alimentos son ultraprocesados o mucho más naturales. Si tienen un solo ingrediente no están obligados a poner la etiqueta pero esto ocurre en los alimentos totalmente naturales. Si tiene muchos ingredientes desconfía porque es muy procesado. Además, hay muchas denominaciones para hablar de las sustancias añadidas. Los E1 son colorantes, los E2 conservantes, los E3 antioxidantes, los E4 aportan textura, los E620 a E635 potencian el sabor o los E950 a E967 que son edulcorantes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.