Cómo intentar superar el jet lag al viajar

Casi todas las personas que han viajado varias horas en avión han sufrido el llamado Jet lag. Se trata de un término que apareció en 1966 con los viajes en jet, de ahí su nombre, cuando el ser humano se dio cuenta que los cambios tan bruscos a la hora de recorrer miles de kilómetros y varias zonas horarias hacían que el organismo se descontrolase.

El jet lag es casi imposible de evitar, porque nuestro cuerpo tiene un ritmo biológico que se lleva a cabo las 24 horas y que es constante, sin tener variaciones. Es por eso que cuando las personas lo alteran sufren algunos cambios y molestias físicas hasta que el cuerpo es capaz de adaptarse de nuevo al horario que tengamos en ese otro lugar.

Qué es el jet lag

El jet lag es una sensación de malestar, parecida a la resaca, que siente el cuerpo por la necesidad de adaptar el ritmo biológico diario a un cambio brusco de horarios. Al traspasar varias zonas horarias  nos encontraremos en poco tiempo en una hora totalmente diferente de la que nuestro cuerpo entiende que es, lo cual nos altera. Hasta que el cuerpo se adapte sentiremos malestar y dolor de cabeza como algunos de los síntomas.

Qué podemos hacer para evitar el jet lag

En esencia el jet lag es casi imposible de evitar, incluso con medicación. Es el cuerpo el que debe adaptarse al nuevo horario, pero desde luego nosotros podemos ayudarle un poco en este proceso.

Adapta un poco tu horario

Unas semanas antes es posible adaptar un poco el horario al lugar en el que estaremos, en caso de que no se traspasen demasiadas zonas horarias. Si nos vamos al este hay que levantarse y acostarse una hora antes, y si nos vamos al oeste una hora después. Esto irá ayudando al cuerpo a la nueva situación y aunque no nos librará del jet lag este puede reducirse un poco.

La dieta es importante

Al parecer también la dieta puede ayudarnos a adaptarnos a estos cambios. Se recomienda comer bien y pasar algunos días de ayuno, para que el cuerpo se prepara para cambios en sus ritmos. Comer proteínas e hidratos los días antes nos ayudará a reducir el posible cansancio que aparezca con el jet lag. Antes de subir al avión es mejor no comer demasiado para no encontrarse mal.

Durante el vuelo

Mientras volamos se recomienda descansar y, si es posible, dormir. Llevar un antifaz para reducir la luz y que nuestro cerebro pueda descansar es fundamental, así como unos tapones para los oídos y una almohada. Si conseguimos descansar estaremos mejor al llegar a tierra. Además, podemos poner el reloj en la hora nueva unas horas antes de irnos para así ir adaptándonos psicológicamente a la situación que se avecina. Hay que evitar comer pesado o beber alcohol en el avión, pero sí hay que mantenerse hidratado.

Al llegar a destino

Ya en destino puede que no notemos mucho el cansancio las primeras horas, por eso es importante no quedarse directamente en la cama del hotel sin hacer nada e intentando dormir. Ahora que ha pasado el vuelo se recomienda realizar un poco de actividad para luego descansar. El cuerpo se recuperará mucho mejor en las horas de descanso si nos vamos a dormir cuando realmente lo necesitemos. Por otro lado, el primer día se recomienda hacer algo de deporte, porque el deporte libera endorfinas, las cuales pueden ayudarnos a combatir el malestar general que tiene el jet lag. Por lo demás, hay que tener una dieta adecuada e intentar adaptarse cuanto antes a los horarios del destino.


Categorías

Lifestyle, Viajes

Susana Garcia

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.