Cómo hacerse una manicura francesa en casa

Cómo-hacerse-la-manicura-francesa-en-casaLa manicura francesa, como su nombre indica, tiene su origen en el París del siglo XVII. Su popularidad se extendió sobre todo a partir de los años 20 y perdura en la actualidad. Este tipo de manicura se caracteriza por su aspecto pulcro y natural y su simplicidad. Existe también una versión americana, cuya única diferencia es que las puntas son de color beige en vez de blancas.

Si a ti también te fascina este tipo de manicura pero no tienes tiempo o tu economía no te permite acudir a un salón de belleza, no te preocupes. Te traemos una facilísima guía paso a paso para que puedas hacerte tu propia manicura francesa en la comodidad de tu casa.

Prepara tus uñas

Asegúrate de tener todo lo necesario

Herramientas-para-manicuraAntes de empezar, asegúrate de que tienes  un espacio adecuado para realizar tu manicura cómodamente y también todas las herramientas necesarias para ello. Ésta es una lista de lo que necesitarás:

  • Quitaesmalte
  • Algodón en discos o bolitas
  • Cortauñas o tijeras
  • Lima de uñas
  • Lima pulidora
  • Un cuenco de agua templada
  • Un corta cutículas o palito de naranjo
  • Crema de manos
  • Un kit de manicura francesa (laca  de uñas rosa palo o beige, laca blanca y laca transparente)
  • Tiras de papel especiales para manicura francesa (opcional)

Corta y pule

Prepara-tus-uñasUna vez lo tengas todo preparado, ya podemos empezar. Por supuesto, si llevas ya alguna laca de uñas, utiliza el quitaesmalte y el algodón para deshacerte de ella antes que nada. Comienza cortando tus uñas en la forma deseada, ya sea más redonda o cuadrada, recuerda que una manicura francesa queda mejor con una uña larga, así que no cortes mucho.

A continuación, usa la lima para dar un acabado más suave a los bordes. Y con la lima pulidora, repasa la superficie de todas tus uñas , para que queden con una textura más lisa e igualada. Esto facilitará la aplicación de la laca más tarde, ofreciendo un resultado más profesional.

Ablanda y limpia

Prepara-tus-uñas-2Lo siguiente que debes hacer es poner tus uñas en remojo. Para ello, sumerge tus dedos en un cuenco de agua o leche templada y manténlos ahí durante unos tres minutos. Esto ayudará a ablandar las cutículas, las cuales debes remover con la ayuda de un corta cutículas o un palito de naranjo. Si tienes la piel muy sensible y tienes miedo de hacerte un corte o que se te irrite la zona, el palito de naranjo es más recomendable.

El toque final

Preparada para el esmalte

 

Prepara-tus-uñas-3Una vez hecho todo lo anterior, aplica una crema de manos y espera unos minutos hasta su total absorción. Si tienes una crema o loción anti cutículas, también puedes aprovechar para ponértela. Entonces, podrás empezar con las lacas de uñas. Primero debes aplicar la laca de uñas base, aquella de color rosa o beige. Aplica dos capas sobre cada uña para un resultado más visible y duradero.

El acabado

Pinta-tus-uñasCuando la laca base se haya secado totalmente, puedes poner tus uñas bajo un chorro de agua fría para acelerar el proceso, será el turno de hacer  la raya blanca de la punta.  Si no te atreves a hacer la raya tu sola, puedes utilizar unas tiras de papel especiales para la manicura francesa para ayudarte si quieres, las podrás encontrar en las droguerías, en las tiendas de peluquería, e incluso en muchas tiendas del todo a cien.

Por último,  cuando la raya haya secado, usa una laca transparente para dar el toque final. Aunque la raya de la manicura francesa clásica es de color blanco, puedes utilizar lacas de uñas de otros colores si te apetece un resultado más moderno y divertido, al igual que también puedes utilizar una laca base diferente y experimentar con las posibles combinaciones.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *