Cómo hacer una manicura francesa casera

La manicura francesa nunca pasa de moda y se trata de la manicura más sencilla y elegante que podemos hacer. La gran mayoría de la gente va a centros de belleza a hacerse la manicura, pero hay quien se atreve con la manicura francesa casera, que también se puede hacer si seguimos los pasos adecuados y tenemos todo el material.

Realizar la manicura francesa casera nos puede ahorrar bastante dinero, aunque no será tan duradera como las uñas de gel con manicura francesa. Sin embargo, también nos ayuda a saber desenvolvernos por nosotras mismas a la hora de arreglarnos, ya que la manicura francesa es una de las más difíciles.

Materiales que necesitamos para la manicura

Los materiales de una manicura habitual ya solemos tenerlos en casa. Desde limas de uñas a cortauñas, pulidores o palitos de naranjo. Los esmaltes de uñas de la manicura francesa pueden comprarse en kits, ya que suelen venir de esta forma para que podamos elegir los tonos adecuados siempre. Se trata de un tono rosado nude y otro blanco. También es bueno comprar un esmalte que proteja nuestras uñas y las endurezca y un top coat para darle un acabado perfecto a todo.

Prepara tus uñas

Las uñas deben prepararse antes de cualquier manicura. Es importante tener las manos hidratadas desde el día antes para evitar que las uñas se encuentren secas o dañadas. Para ellas hay aceites que se pueden comprar y que ayudan a que se encuentren en mejor estado. Deben cortarse con la forma que deseemos y utilizar la lima para dar forma redondeada o cuadrada. Con el pulidor daremos brillo a todo y notaremos cómo la superficie de las uñas queda muy suave, perfecta para aplicar los esmaltes. En cuanto a las cutículas, ya todo el mundo sabe que no hay que cortarlas, porque pueden producirse infecciones y otros problemas. En este caso debemos utilizar un palito de naranjo para retirarlas después de haberlas ablandado y poco en agua.

Pasos para la manicura francesa casera

El primer paso debe ser proteger la uña con un esmalte de base que nos ayude a endurecer las uñas. Estos esmaltes evitan que los tonos de los esmaltes coloridos se filtren en la uña, ya que muchas uñas son bastante porosas. Además, hay esmaltes de base que tienen vitamina E para mejorar la salud de tus uñas y protegerlas.

El siguiente paso es aplicar el tono rosado en toda la uña y dejar que seque por completo. Es importante que seque del todo para no tener problemas a la hora de aplicar el otro esmalte. Sabremos que están totalmente secas si tocamos una uña contra otra y estas no se pegan.

El paso de aplicar la parte blanca es el más difícil, porque debe quedar uniforme. Se puede hacer a pulso si se tiene experiencia, pero quienes lo hagan por primera vez pueden hacer un desastre, sobre todo cuando lo hagan con la mano izquierda. Es por eso que se puede utilizar un pequeño truco. Se pueden usar etiquetas redondas que se venden en librerías para hacer la forma de media luna blanca en las uñas. Se pega sobre las uñas y nos ayudará a realizar una línea blanca perfecta. Debemos aplicar el esmalte en todas y retirar las pegatinas, dejando que se seque. No deben dejarse las pegatinas o se quedará todo pegado.

Por último, para que el acabado de las uñas resulte mucho más uniforme y perfecto, se puede aplicar un top coat. Hay esmaltes de base que también sirven como top coat para ahorrarnos el adquirir dos diferentes. Este top coat da brillo y crear un acabado uniforme.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.