Cómo hacer un top-knot de manera muy sencilla

Moño top-knot

Hacer un moño no es nada complicado y más cuando contamos con algunas que otras ayudas como pueden ser los donuts de tela y los consejos que os vamos dejando por aquí. Hoy volvemos a la carga con otro estilo que está marcando tendencia y se trata del denominado top-knot. Un nudo, o moño, muy alto que no te puedes perder.

Además de ser un recogido que cuenta con toda la comodidad para los próximos días de calor, también nos deja una doble funcionalidad. Por un lado, y el más usado, es para acompañar un look desenfadado. Aunque también puedes ayudarte de una versión un tanto más elegante y perfecta para los eventos llenos de glamour.

Aunque las primeras ideas que teníamos sobre él eran de este toque con efecto despeinado, éste ha conseguido ser parte de la moda más actual. Si es que la mayor parte de las veces, lo más simple es lo que marca el estilo y de ahí que ese recogido que nos hacemos por la mañana para desayunar, tenga tanto éxito. Para comenzar con él, debemos de peinar bien nuestro cabello y recogerlo en una coleta.

Si vas a optar por el estilo desenfadado no hace falta que ésta vaya perfecta, por lo que puedes dejar mechones sueltos. Claro que si quieres el más elegante, asegúrate de que todo tu cabello quede bien sujeto. Para esos pelillos que no se peinan bien, siempre nos ayudaremos de un peine con un poco de laca. Cuando tengamos la coleta hecha, la vamos a dividir en dos partes y las cardaremos.

De esta manera conseguiremos el volumen necesario para mostrar un top-knot de lo más especial. Juntaremos de nuevo ambas partes para hacer el moño propiamente dicho. Con los extremos que queden, los iremos colocando por la base con horquillas, pero que no se vean. Un poco de laca y ya tendremos nuestro peinado finalizado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *