Cómo hacer un peeling casero en el rostro

Peeling casero

El peeling facial es un tratamiento que ayuda a renovar la piel y a acabar con las imperfecciones, ya sean manchas, pequeñas líneas de expresión o puntos negros. El peeling es costoso en los centros especializados, aunque los resultados son más notables debido a que se hace una exfoliación mucho más profunda en la piel. Sin embargo, podemos hacer perfectamente un peeling casero en el rostro.

En casa podemos realizar un peeling retirando la capa superficial con pieles muertas, de forma que la piel se regenera mucho mejor, dejándonos un cutis mucho más suave y luminoso. Hay muchas formas de conseguir realizar un peeling casero con algunos ingredientes en casa.

Beneficios del peeling facial

Peeling casero

El peeling facial es una exfoliación profunda en la piel que ayuda a la dermis a regenerarse. Tiene múltiples beneficios para esta, ya que al retirar las células muertas da lugar a una piel más luminosa. Además, se reducen los signos de expresión, así como las impurezas, desde puntos negros a granitos. Otro de los beneficios de hacer un peeling es que realizamos un masaje en la piel, mejorando la circulación y por lo tanto el color de la piel y su oxigenación. Este peeling también es muy beneficioso para las personas que tienen manchas en la piel, ya que ayuda a atenuarlas.

Cómo se hace el peeling

Este peeling debe realizarse unas dos veces por semana para lograr una piel suave y rejuvenecida con un sencillo tratamiento. Hay que tener la piel limpia, sin rastro de maquillaje. Debemos dar suaves masajes en forma circular en el rostro, evitando las zonas más sensibles, como por ejemplo el contorno de ojos. Debemos extender este peeling al cuello, que es una piel sensible como la del rostro y que se verá beneficiada con este masaje, renovando la piel y ayudando a su firmeza.

Peeling facial con avena

Peeling de avena

La avena es uno de los ingredientes más utilizados a la hora de hacer exfoliaciones, y es que además es suave con la piel y le ayuda a humectarla. Si tienes la piel sensible pueden mezclarla con leche y hacer una pasta para darte masajes suaves en el rostro. Si tu piel es normal, lo que debes hacer es utilizar almendra molida y agua tibia para hacer esa pasta, que será un poco más exfoliante. Estas dos mascarillas son ideales para arrastrar las pieles muertas con avena.

Peeling facial con azúcar

Peeling casero

Otra de las cosas que más se suelen utilizar para hacer estos peelings caseros es el azúcar, ya sea azúcar normal o azúcar moreno, que es incluso más grueso. Este azúcar se puede mezclar con un poco de aceite de oliva, o bien con aceite de coco o jojoba, ya que todos estos aceites son respetuosos con la piel. Es importante que nuestra piel no sea en este caso grasa, porque de lo contrario podemos crear un efecto rebote.

Peeling casero para pieles grasas

Las pieles grasas tienen que tener mucho cuidado con los ingredientes utilizados para no agravar el problema de la grasa y crear más impurezas en el rostro. En este caso debemos utilizar el zumo de limón, que es un producto muy astringente, y meclarlo con avena o con azúcar. Hay que dar un ligero masaje, sobre todo en las zonas en las que hay más grasa, para limpiarlas y disfrutar de una piel sin grasa ni brillos.

Cuidados después del peeling

Después de hacernos este estupendo peeling debemos lavar el rostro con un limpiador suave si quedan restos. Hay que aplicar una crema hidratante para que la piel se mantenga suave y se nutra. Por la noche podemos utilizar una crema regeneradora para disfrutar de una piel suave por la mañana.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *