Cómo hacer rizos con tenacillas

Rizos en el cabello

Los rizos en el cabello se pueden tener de forma natural o bien podemos crearlos con diferentes herramientas de peluquería que todos tenemos a nuestro alcance. Estos rizos se pueden hacer con las planchas de pelo, pero también hay tenacillas que son específicas para crear rizos de todo tipo. Así que vamos a ver cómo se usan y los cuidados que tenemos que tener para usarlas.

Hacer rizos con tenacillas es bien sencillo, pero muchas personas no se atreven con estas herramientas porque desprenden mucho calor y tienen miedo de estropear el cabello o incluso de quemarse. Si las utilizamos con cuidado no tendremos ninguno de estos problemas y conseguiremos unos estupendos rizos para nuestro cabello, incluso si es un cabello liso.

Prepara el cabello

Tenacillas para el cabello

Para usar planchas o tenacillas en el cabello, este debe estar seco. Uno de los principales errores que podemos cometer es tener el cabello húmedo o bien mojado a la hora de usar estas herramientas de calor, pues el cabello se estropea y puede romperse de esta forma. Si nos duchamos tenemos que secar el pelo con secador para poder usar después las tenacillas.

Antes de usarlas debemos tener bien peinado el cabello. Además, es importante dividir el cabello y comenzar por la zona de la nuca separando el cabello si tenemos el pelo abundante. Necesitaremos un espejo para poder ver la parte de atrás y pinzas para separar el cabello. Lo que también creemos que es imprescindible es tener un producto que sea protector del cabello frente al calor. En la actualidad, con el uso de las planchas, hay muchos de estos productos que se aplican sobre el pelo antes de usar estas herramientas que aportan tanto calor. De esta forma no se seca el cabello ni se estropea la cutícula, por lo que no se rompe y lo protegemos, especialmente si es un cabello fino.

Usa las tenacillas

Tenacillas de pelo

Las tenacillas son fáciles de utilizar. Debemos enchufarlas y escoger una temperatura adecuada para nuestro cabello. Si es fino siempre debemos bajar el máximo y probar con una temperatura baja, ya que el cabello no resiste tanto calor. Se debe abrir la pinza y coger un mechón, el cual se enrosca en la tenacilla. Cuando se encuentre todo enroscado hasta la punta cerramos la pinza. Debemos tener mucho cuidado de no tocar la tenacilla, ya que desprende mucho calor y podríamos quemarnos la piel. Se aguanta solamente unos segundos y se abre la pinza para soltar el cabello. Nos quedará un rizo muy definido.

Iremos haciendo lo mismo con diferentes mechones sobre el cabello. Finalmente veremos que el efecto es muy rígido y encaracolado, pero esto solo es en el primer momento. Lo que debemos hacer es bajar la cabeza y utilizar los dedos para deshacer esos rizos tan rígidos. Así le daremos movimiento a la melena y conseguiremos un efecto que es mucho más natural. Si nuestro pelo es liso, con el paso de las horas los rizos se irán deshaciendo más, por lo que es recomendable utilizar un poco de laca para fijarlos.

Otras formas de hacer rizos

Ondas en el cabello

La plancha de calor para el cabello también se utiliza para poder hacer rizos. De hecho hay planchas que tienen un diseño exclusivo para poder rizar y alisar el pelo. El proceso es muy parecido al uso de las tenacillas. Se deben enroscar el cabello pero de forma diagonal sobre la plancha. Esto hace que consigamos unas ondas en el pelo, pero no se consiguen rizos tan marcados como los que hacen las tenacillas, así que hay cierta diferencia. Las planchas se usan para conseguir ondas naturales y surferas en el cabello, mientras que las tenacillas se usan para hacer rizos más definidos en todo el cabello, dando un poco de volumen.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.