Cómo hacer la pedicura en casa

Ya sea porque somos manitas o porque nos gusta hacer las cosas a nuestra manera, lo cierto es que hacer la pedicura en casa puede tener estupendas ventajas. Una de las más lógicas es que nos ahorramos una buena cantidad en salones de belleza para hacer este trabajo. Además, la pedicura dura bastante y es fácil de hacer.

Si os gusta hacer este tipo de cosas en casa pues entonces vamos a ver los pasos para una buena pedicura. Los pies también requieren sus cuidados, incluso en invierno, así que hacer una pedicura siempre viene bien. Necesitamos algún material y sobre todo bonitos colores para las uñas de los pies, que pueden ir a juego o no con las de las manos.

Material que necesitamos

Para hacer la pedicura necesitamos un poco de material que podremos utilizar para todas nuestras pedicuras, pero que siempre se recomienda no compartir con nadie en el hogar. Esto lo decimos porque en ocasiones es posible que alguien cuente con hongos en las uñas sin saberlo y los transmita por este material, así que lo más higiénico es que sea solo para nosotros y que tras cada uso limpiemos el material.

Para hacer la pedicura normalmente tenemos material que es igual al de la manicura. Un cortauñas o tijeras, limas de uñas, pulidores y tratamientos para las cutículas como el aceite para cutículas. También es habitual comprar unas esponjas separadoras de los dedos, en caso de que unos toquen los otros, ya que no todo el mundo los tiene bien separados y esto puede arruinar la pedicura. Del mismo modo, tendremos esmaltes de colores e incluso esmaltes que protejan y endurezcan las uñas.

Prepara tus uñas

A la hora de hacer la pedicura lo primero que tenemos que tener bien son las uñas. En los pies es muy importante que al cortar las uñas lo hagamos de forma recta, para que el borde no se hunda en la carne y provoque infecciones y dolor. Por otro lado, debes limarlas y pulirlas como lo harías con las uñas de las manos. A continuación, puedes aplicar una crema hidratante para que se absorba y deje las uñas en buenas condiciones. Es mejor dejar actuar la crema hidratante y seguir con la pedicura un poco más tarde.

En las uñas de los pies también hay que tener en cuenta las cutículas. Estas se pueden ablandar con un aceite especial para cutículas o bien metiendo los pies en agua templada. Con un palo de naranjo retiramos las cutículas. Hay que recordar que estas nunca se deben cortar, porque en este caso corremos el riesgo de provocar cortes e infecciones, ya que la cutícula es la protección natural de la uña.

Hacer la pedicura paso a paso

Si lo necesitas, separa los dedos con la pieza de espuma que puedes encontrar en cualquier tienda de cosmética. Esto te facilitará todo a la hora de pintar mejor las uñas de los pies y que no se estropeen. Pinta una a una y deja secar bien. Hoy en día tienes algunos sprays que aceleran el proceso de secado, en caso de que lo necesites. Si te has salido pintando con el esmalte, siempre puedes utilizar un poco de algodón para quitar el exceso. Otra forma de hacerlo es esperar a que las uñas se encuentren totalmente secas y quitar este esmalte que queda en la piel cuando te duches, ya que con el agua caliente se desprende con facilidad.

Extras para una pedicura impecable

Una pedicura impecable siempre implica que los pies se vean bonitos. En este caso necesitaremos algunos otros materiales, como limas para las durezas y sobre todo mucha crema hidratante para evitar talones agrietados, durezas y sequedades en los pies.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.