Cómo hacer aceite de lavanda

Flores de lavanda

Los aceites naturales se han convertido en algo muy necesario en nuestras rutinas de belleza. Los hay para todo tipo de pieles, no contaminan y además son perfectos para cuidar la piel, por lo que son todo ventajas. En esta ocasión te diremos cómo puedes hacer aceite de lavanda y en casa y cuáles son los beneficios de este tipo de producto para tu piel.

El aceite de lavanda te sorprenderá sobre todo por su buen olor, pero también podrás comprobar sus usos y propiedades. Si además aprendes a hacer tus propios aceites no tendrás que buscarlo y te asegurarás de que es un aceite de gran calidad para cuidar tu piel.

Cómo hacer aceite de lavanda en frío

Aceite de lavanda

El aceite de lavanda se puede conseguir de diferentes formas. Una de ellas es en frío, aunque este método nos lleva más tiempo, pero nos asegura que los aceites y la lavanda conservan todas sus propiedades intactas. Necesitaremos flores y ramas de lavanda naturales, las cuales podemos dejar a secar. Cuando las tengamos secas tenemos que añadir en un frasco de cristal aceite del tipo que te guste más. Se suele recomendar el de almendras porque es barato y hace que los olores de las flores se noten bien.

Debes dejar reposar la mezcla unos cuarenta días, removiendo bien a diario para que las flores suelten sus aromas y propiedades. Después de este tiempo hay que colarlo para eliminar los restos y pasarlo a un frasco de cristal opaco en el que se conservará mejor. Y ya tenemos nuestro genial aceite de lavando listo para usar.

Cómo hacer aceite de lavanda en caliente

Flores de lavanda

Otra forma para hacer este aceite, que es más rápida, es utilizando el aceite de almendras y las flores secas de lavanda. Pero en este caso vamos a calentar un poco el aceite y a añadir las flores removiendo de vez en cuando durante dos o tres horas. Así le sacamos las propiedades a las flores de una forma un poco más rápida. Se deja enfriar la mezcla, se usa un colador para pasarla y por último se mete en un frasco de cristal opaco. Hay que recordar que no debe darle la luz del sol de forma directa.

Propiedades del aceite de lavanda

Ramo de lavanda

Este aceite destaca por tener propiedades antibacterianas, antifúngicas, antisépticas y antimicrobianas. Por eso es un aceite ideal para cuidar todo tipo de pieles. Se puede usar en las pieles que tienen tendencia acnéica, porque es en donde se producen infecciones. Este aceite esencial puede hidratar la piel limpiándola de agentes infecciosos al mismo tiempo.

El aroma de lavanda también se usa en aromaterapia para aliviar los dolores de cabeza y también para fomentar el sueño. Si duermes mal puedes probar a utilizar unas gotas de lavanda en las sienes para mejorar el descanso. También puedes masajearte el cuerpo con el aceite antes de ir a dormir para aumentar la relajación del organismo, lo que te ayudará a conciliar el sueño.

Este aceite puede usarse para tratar algunos trastornos de la piel y mejorarlos. La psoriasis o los eccemas son algunos de ellos. Es un antiinflamatorio natural y al mismo tiempo ayuda a curar y a cicatrizar los tejidos, hidratando la piel. Estos efectos hacen que este tipo de problemas se reduzcan con el uso continuado de este aceite.

Cabello sano con lavanda

Se puede usar también sobre el cabello, ya que tiene propiedades antifúngicas, ayudando a terminar con la caspa, aunque como es un aceite lo deben evitar las personas con el cuero cabelludo graso. En las puntas también sirve para hidratar el cabello en profundidad. Sin duda un aceite que tiene múltiples usos en salud y belleza.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.