Cómo hacer aceite de coco

El aceite de coco ha demostrado ser un gran producto, ya que dispone de estupendos beneficios para nuestra belleza y salud. El aceite de coco es fácil de encontrar en las herboristerías y en muchas grandes superficies, pero también cabe la posibilidad de que hagas tu propio aceite casero, para disponer de un producto muy beneficioso que has hecho tú.

La cosmética casera se está volviendo muy popular. Hay muchos cosméticos sencillos que podemos hacer nosotros mismos en casa y que resultan muy beneficiosos para todo tipo de cosas, desde la piel al cabello. Sin duda uno de ellos es el genial aceite de coco, al que le podemos dar múltiples usos.

Leche de coco

El aceite de coco se elabora a partir de la leche que hay en el interior del coco, que es la que cuenta con la grasa del aceite. Lo ideal es conseguir la leche del propio coco, no comprarla. Se compra el coco y se hacen unos orificios en él, extrayendo esa leche.

El siguiente paso es abrir el coco para cortar la zona blanca de la pulpa, la cual se raya. Esta pulpa rayada la reuniremos en una tela y la exprimiremos. Podemos ver que de la pulpa todavía se puede sacar más pulpa de coco. Además, esta pulpa se puede usar en las comidas, por lo que después podemos conservarla.

Una vez tengamos la leche de coco tenemos que ponerla en un cazo a fuego medio y remover todo el tiempo. Es importante no dejar de remover. Mediante este proceso el agua que tiene la leche de coco se va evaporando y pronto la leche se va separando del aceite. Cuando esté totalmente separados esos grumos de leche del aceite, solo debemos colarlo para quedarnos con el aceite.

Preservar el aceite de coco

Este proceso es realmente sencillo, por lo que cualquiera puede hacerlo en casa. Este aceite se puede preservar durante un tiempo. Se debe guardar en un recipiente de cristal para conservarse mejor. Si lo metemos en la nevera el aceite se solidificará y para volver a usarlo tendremos que calentarlo. Si le añadimos unas gotas de vitamina E nos ayudarán a conservarlo durante más tiempo. Así ya tendremos nuestro aceite de coco casero para utilizar.

Cómo utilizar el aceite de coco

El aceite de coco se vuelve líquido a altas temperaturas, y es así como se puede utilizar. Es el hidratante ideal para la piel. Tiene propiedades antioxidantes e hidratantes, por lo que se puede utilizar directamente tras la ducha para hidratar la piel del cuerpo. Este es su uso más común, pero también se puede usar como hidratante para el pelo. El aceite de coco tiene una textura ligera, lo que hace que sea perfecto para nuestro cabello. El aceite se puede usar antes del lavado, como mascarilla, o bien después, para suavizar las puntas a modo de acondicionador sin aclarado.

Por otro lado, el aceite de coco se considera un súperalimento, una palabra que define a esos alimentos que cuentan con una gran variedad de propiedades beneficiosas. El aceite de coco puede ayudar a acabar con bacterias, hongos e infecciones que tengamos en nuestro organismo. Además, ayuda a quemar las grasas abdominales, ya que ayudan a hacer el proceso de cetosis. Sin duda es un aceite que se puede añadir en algunas comidas, ya que sus beneficios son innumerables.

Este aceite dispone además de propiedades antibióticas. Tanto para el interior como para el exterior de nuestro organismo puede suponer un gran beneficio. Estas propiedades hacen que podamos usar el aceite para combatir el acné o la caspa. Además, se recomienda en algunos problemas de piel, porque a la vez que la limpia la ayuda a hidratarse. Sin duda estamos ante un producto que nos va a ofrecer una gran cantidad de servicios.


Categorías

Belleza, Productos belleza

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.