¿Cómo hablar de sexo con nuestros hijos?

MAma-NeneLa sexualidad es todavía en muchos hogares el tema tabú por excelencia. Hablar de sexo suele ser eludido también en la escuela y en otros lugares de formación social. Pero: ¿a cuántas personas no les interesan los temas sexuales? Muy probablemente, pueda contarlos con los dedos de una mano, si logra encontrar alguna.

Son diversos los motivos por los cuales un aspecto tan natural de nuestra vida como la sexualidad se ha convertido en un tabú, que se manifiestan en la cultura occidental por influencia, en especial, de factores religiosos. Como todo tabú, la sexualidad alude a la vez a algo prohibido y atractivo.

La sexualidad impregna nuestras vidas. Está formada por sensaciones, características corporales, actitudes, comportamientos. La vida de todo ser humano proviene de un acto sexual. Este tema es posiblemente, para la mayoría de las personas, uno de los más difíciles de conversar en familia. El interés comienza en los primeros años de vida, continúa en la adolescencia y, en general, no se detiene. En cada etapa, los intereses y las preguntas van cambiando.

Distintas preguntas forman parte de la curiosidad de niños/as y adolescentes y en general los padres y madres no sabemos cómo responder. En todo caso, lo mejor es decir la verdad con naturalidad.

El sexo es un ámbito de la vida tan natural y necesario como comer o abrigarse. Y como estas actividades, es fuente de satisfacción.
Los niños preguntan sobre sexo y, en cada edad, las preguntas son distintas. Las respuestas que necesitan tienen los límites que las preguntas mismas dibujan. Ante la pregunta: “¿de dónde nacen los bebés?” se puede contestar que gracias al amor entre un hombre y una mujer y al disfrute que ambos experimentan al acariciar sus propios cuerpos y el cuerpo del otro hay un momento en que dos partes pequeñitas de cada uno se juntan dentro del cuerpo de la mujer y dan origen a una nueva vida. Luego preguntarán cómo entra esa semilla. Y contestaremos: el pene del hombre se introduce en la vagina de la mujer.

Es conveniente que cada respuesta se ajuste a la pregunta. No es necesario explayarse demasiado, ni dar mayor información de la requerida. Es útil contestar lo que se pregunta, con todos los elementos que permitan al(a) curioso/a formarse un criterio claro, adecuado para su edad, sobre aquello que le genera dudas y sobre lo cual va construyendo sus conocimientos y sus actitudes sexuales.

El aprendizaje sexual empieza desde que nacemos cuando, siendo bebés, disfrutamos el proceso de tomar la leche materna. Es importante diferenciar sexualidad de genitalidad. Este último concepto, con el que frecuentemente se confunde la sexualidad, es muy restringido porque toma en cuenta exclusivamente las sensaciones y hechos relacionados con los genitales y deja fuera muchos otros factores que no siempre se relacionan con estos órganos. La sexualidad incluye aprendizajes y conductas relativos a nuestro propio género, si somos varón o mujer; también el disfrute de actividades que involucran el cuerpo.

La educación sexual incluye la relación con el propio cuerpo, el contacto físico consigo mismo y con otras personas (siempre respetando lo que cada uno quiere, acepta y necesita), la forma de relacionarse con personas de su mismo sexo y del otro. Cada uno de los mensajes que se dan en casa, respecto a la posibilidad o no de tocarse, si mamá y papá se permiten o no acariciarse y besarse frente a los niños, el hecho de enseñar a tocar la puerta de la habitación antes de entrar para respetar la intimidad del(os) dueño(s) de la habitación (tanto el de los padres como el de los/as propios/as niños/as), las normas de convivencia relacionadas con las tareas y funciones de cada miembro de la familia (quién cocina y lava los platos, o quién arregla los desperfectos eléctricos o trae el dinero a la casa) van dando a los miembros más jóvenes de la familia, la idea de lo que “debe hacer un hombre” o “debe hacer una mujer”.

Cada familia tiene sus propias preferencias y decisiones con respecto a la forma de abordar los distintos temas. Proponemos hablar de la sexualidad con la mayor naturalidad que sea posible. El ejercicio de una sexualidad sana, entendida como un concepto amplio, orientada a producir placer, felicidad y satisfacción, comienza por casa. Por suerte, como formadores de actitudes, opiniones y aptitudes para la vida, tenemos la opción de contribuir a que nuestros hijos crezcan como personas íntegras, con fortaleza interior y capaces de disfrutar plenamente su vida.

Preguntas de los niños sobre sexo: Algunas son preguntas que ya fueron hechas por mi niño de 5 1/2 años, y otras son situaciones que se pueden llegar a presentar en cualquier momento y quisiera estar preparada para dar una respuesta adecuada.

  1. Mami, ¿por qué se me pone duro el pito?
    Porque tu pito (que en realidad se llama pene) es una zona muy sensible de tu cuerpo. A veces, vos te tocás o te hacés alguna caricia que te gusta o ves o escuchás algo que te hace sentir unas cosquillitas y eso hace que la sangre se vaya toda para allá y se pone duro. Seguramente te gusta sentir eso. Es algo normal, a lo que no tenés que tener miedo, aunque no conviene mostrarle a todo el mundo. Es una situación privada, muy tuya.
  2. Encuentra preservativos en un cajón, y pregunta ¿qué son y para qué sirven…?
    Son unos globitos de goma que sirven para evitar que las personas tengan bebés cuando no quieren y para evitar algunas enfermedades. Se ponen en el pene (cuando está duro) del varón cuando es grande, para que la parte de su cuerpo que hace los bebés (un líquido que tiene unas semillitas) no llegue a la parte del cuerpo de la mujer (una especie de nidito adentro del vientre) que se necesita para hacerlos.
  3. Escuchamos la radio o la TV y al escuchar las noticias pregunta ¿Qué es un violador?
    Es un hombre que está enfermo y que quiere tener relaciones sexuales (tocarlas íntimamente) a la fuerza con otras personas, que no quieren. Es muy importante que no dejes que nadie (ni siquiera alguien conocido) te toque en tus genitales ahora cuando sos chico(a) y que si alguien quiere hacerlo o te hace sentir incómodo(a) me avises inmediatamente a mí o a alguna persona cercana de confianza que te quiera para que podamos ayudarte. Las caricias íntimas o privadas (en tus genitales: tu pene, tu vagina o vulva o la cola o el pecho) solamente sirven cuando uno es grande y cuando ambas personas quieren acariciarse mutuamente y con amor.
  4. ¿Qué es el aborto?
    Es una situación muy difícil en la cual una mujer decide no tener su bebé, cuando está embarazada, por alguna razón muy importante y seria. Por ejemplo, si alguien la tocó a la fuerza cuando ella no quiso y quedó embarazada o si para tener ese bebé ella o el bebé corren peligro (se enferman muy gravemente, se pueden morir, o alguna cosa así).

Fuente


Categorías

Madres

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *