Cómo guardar y conservar tus productos cosméticos

Conservar cosméticos

Los productos cosméticos no duran para siempre. Sabemos que se estropean, y que pueden llegar a acumular bacterias si no los cuidamos. Es por eso que además de utilizarlos correctamente debemos aprender a guardarlos para que se conserven bien. Conservarlos en perfectas condiciones es tan importante como saber utilizarlos adecuadamente.

Al guardar y conservar de la mejor manera los cosméticos, no solo durarán mucho más, sino que también serán más cuidadosos con nuestra propia salud. Así que revisa todos tus cosméticos y la forma en que los guardas para ver si es la más adecuada.

Cosméticos a guardar en la nevera

Conservar cremas

Hay muchos productos que funcionan mejor si los metemos en la nevera, con el frío. Las cremas de contorno de ojos y mascarillas para esta zona son perfectas para conservar en la nevera. No solo por sus activos, sino porque es efecto frío ayudará a desinflamar esta zona tan delicada y a mejorar su circulación. En el mismo sentido, las cremas para activar la circulación de las piernas deben ponerse en la nevera, porque así su efecto es mayor.

Todos los productos que tengan retinol y vitamina C se conservarán mucho mejor en la nevera, ya que el frío hace que estos activos no se descompongan tan fácilmente, y eso sin contar la agradable sensación de frescor para el rostro, lo que nos ayuda a desinflamarlo por las mañanas.

Las mascarillas y productos que sean totalmente naturales, ya sea las que hacemos en casa o las de marcas de cosmética natural como Lush, que tienen ingredientes totalmente naturales que se pueden estropear de forma rápida una vez se abren los botes. Así que utiliza la nevera para conservarlas mejor.

Otra cosa que nos puede durar más si la guardamos en la nevera son los esmaltes. Estos se mantienen mucho mejor en lugares fríos, por lo que puede ser una opción para tus esmaltes favoritos, esos que quieres que duren hasta la última gota.

Cosméticos a guardar en lugar fresco

Conservar maquillaje

La gran mayoría de los cosméticos deben guardarse en lugares frescos para una conservación normal. Las bases de maquillaje, las cremas y líquidos en general. No deben exponerse a fuentes de calor o de frío extremo, evitando ponerlos cerca de un radiador. También es importante que no se encuentren expuestos a la luz solar, que los puede estropear fácilmente. Siempre es mejor un lugar oscuro y fresco. Los perfumes y los productos que sean ecológicos también se deben conservar en lugar fresco sin luz solar directa. Tienen fecha de caducidad y con el tiempo pierden eficacia, pero lo cierto es que se pueden conservar mejor en estas condiciones.

Cosméticos a guardar en lugar seco

Conservar maquillaje

Hay algunos cosméticos que se deben conservar en lugares secos. Los que tienen una consistencia en polvo es fundamental que se mantengan alejados de los lugares húmedos para que no se pierda la suavidad y la textura, o se estropearían fácilmente. Por otro lado, las esponjas de maquillaje deben estar también en un lugar seco, o de lo contrario pueden proliferar las bacterias en ellas. Lo mismo sucede con las brochas, sobre todo si acabamos de lavarlas y tienen que secarse.

Limpieza de cosméticos

Además de conservar los cosméticos en un lugar adecuado para que se conserven mucho mejor, es imprescindible que aprendamos a limpiarlos adecuadamente. En el caso de los esmaltes hay que pasar un algodón con acetona para que no se pegue el bote a la rosca. Por otro lado, las esponjas y brochas deben limpiarse con frecuencia, lo ideal sería tras cada uso, para evitar problemas de infecciones en la piel. Si tienes alguna herida o granitos que puedan infectarse cuida mucho la higiene de estos productos para evitar problemas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *