Como gestionar y superar la cuesta de enero

Síntomas de la ansiedad

Tras las fiestas navideñas llega la también famosa cuesta de enero, una expresión con la que habitualmente nos referimos al bache económico que atraviesan muchas personas y que les obliga a «apretarse el cinturón». Sin embargo, en la mayoría de casos es mucho mas que una cuestión económica. Y aprender a gestionar y superar la cuesta de enero se convierte en una necesidad para nuestra salud mental.

¿Te cuesta volver a la rutina tras las Navidades? ¿Te sientes culpable tras los gatos hechos durante las fiestas? Si tienes sentimientos de este tipo la famosa cuesta de enero es mucho mas que un tema económico para ti. ¿Quieres aprender a gestionarla mejor? Compartimos contigo algunas claves que creemos podrían ayudarte.

Emociones habituales

Algunas emociones habituales tras las fiestas navideñas, nos impiden afrontar la vuelta a la rutina al 100%. Identificarlas y ser conscientes de cuál es su origen es clave para saber como gestionarlas. Estas son algunas de las mas frecuentes:

Sentimientos tras la maternidad

  • Nostalgia y tristeza. La Navidad es una época en la que tendemos a echar la vista atrás y nos acordamos de las personas que ya no están. Recuerdos que pueden hacernos sentir cierta nostalgia y tristeza, pero que no son necesariamente malos. También es una época en la que hacemos balance de lo vivido en el último año; un punto de inflexión que puede hacernos conscientes de que no estamos dónde queríamos estar. ¿Te sientes identificada con ello?
  • Culpabilidad. ¿Por qué me he gastado tanto dinero? ¿Por qué vuelvo a caer en lo mismo año tras año? ¿Acaso no sabes ponerte límites? Si te haces estas preguntas, es por que te sientes culpable por decisiones que tomaste la pasada Navidad.
  • Frustración. «Me desvivo por los demás y nadie lo hace por mi…», «Siempre soy yo la que me encargo de todo… » En ocasiones la culpabilidad ya mencionada se une a la frustración de sentir que estamos solas en esto, que no recibimos tanto como damos.

Como gestionarlas

Estas emociones frecuentes tras la navidad no nos pesan a todas de la misma manera ni lo hacen siempre. Pero cuando así ocurre y nos impiden avanzar es necesario tomar cartas en el asunto y actuar. Primero dando espacio a las emociones y segundo responsabilizándonos de ellas. Pero, ¿cómo?

  1. Da espacio a las emociones. Enero puede ser un mes complicado. La vuelta al trabajo y las responsabilidades pueden sobrepasarnos si van unidos a otras emociones negativas. Y la clave para sobrellevarlo pasa por ser conscientes de estas y aceptar que enero es un mes en el que adquirir nuevas responsabilidades. Olvida esos «debería» por unos días y céntrate en la que ya es tu rutina.
  2. Establece una rutina asequible. Tener una rutina nos ayuda a adquirir un mayor compromiso con nuestros quehaceres. Sin embargo, esta rutina debe ser no solo asequible sino incorporar alguna actividad agradable para que enero resulte mas llevadero. Esto último es necesario además para que en caso de que sentir que sigues haciendo lo mismo después de un año te genere frustración, puedas combatir esta.
  3. Descarta propósitos imposibles. Intentan vendernos continuamente frases del tipo: «el que quiere puede», «el esfuerzo siempre da resultados»… que no hacen sino hacer sentirnos culpables por aquello que no alcanzamos. ¡Olvídate de ellas! Ajusta tus objetivos y propósitos para que estos sean realistas en tu situación y con tus circunstancias. Y subdivide aquellos que requieran mas esfuerzo en pequeños objetivos de los que puedas responsabilizarte uno a uno. Escoge objetivos que tengan un significado algo para ti y olvídate de los «debería», «me han dicho que seria convenientes..» y demás.
  4. Trabaja para que sea diferente. ¿Y si te planteas entre tus objetivos disfrutar de unas navidades diferentes? ¿Qué es lo que mas te frustra de ellas? Piensa en ello a lo largo del año, no ahora, y descubre que cosas quieres cambiar y vas a cambiar. Quizá te ayude fijar un presupuesto, cambiar el tipo de regalos que haces o incluso dejar de cumplir con convenciones sociales que empeoran la situación.

No te marques propósitos imposibles de cumplir ni te obligues a estar bien. No te pongas trampas a ti misma. Intenta gestionar de la mejor forma el mes de enero y avanza a lo largo del año para evitar tanta tristeza y frustración el que viene.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.