Cómo evitar y tratar los poros abiertos

Los poros abiertos son un problema que afecta a mucha gente, y no solo son antiestéticos, sino que pueden ocasionarnos problemas en la piel debido a que se trata de impurezas que se quedan en los poros y que pueden llegar a infectarse. Hay que evitar y también tratar los poros abiertos a diario para conseguir una piel limpia y radiante.

Los poros abiertos se notan en las zonas en donde hay más producción de sebo, como la barbilla o la nariz. Es por eso que estas son las principales zonas a tratar. Son más habituales en las pieles que son grasas o mixtas que en las pieles secas y sensibles. Vamos a ver algunas de las pautas para conseguir una piel limpia.

Limpieza diaria

Antes de ver aparecer los puntos negros en los poros abiertos es necesario realizar una correcta limpieza de rostro a diario. La polución y las impurezas se acumulan en nuestros poros por lo que hay que arrastrarlas con los productos adecuados. Por la mañana y por la noche hay que limpiar el rostro con productos como el agua micelar o los jabones para rostro que cuidan su ph. Es importante elegir productos adecuados a cada tipo de piel, ya que una piel grasa puede verse perjudicada por un producto que reseque demasiado, creando un efecto rebote.

No solo hay que lavar el rostro sino que además debemos desmaquillarlo cada día. El maquillaje actual tiene mucha calidad y no tapona los poros, pero siempre hay que retirarlo, porque puede producir impurezas y abrir los poros en la piel. Cada  noche debemos retirar los restos de maquillaje y para ello nos sirve igualmente el agua micelar, un producto multiusos que cada vez es más popular.

Limpieza específica

Evitar los poros abiertos es cuestión de realizar una limpieza de poros de vez en cuando. Estos suelen llenarse de impurezas, por lo que se hacen más visibles y cada vez más grandes. Para evitar que esto ocurra hay que limpiarlos de vez en cuando. Las pieles grasas necesitarán mucha más limpieza que las pieles más secas.

Para hacer esta limpieza profunda de poros se debe utilizar vapor de agua sobre el rostro. El calor y la humedad ablandarán estas impurezas y será mucho más fácil quitarlas. Hay muchos productos hoy en día que nos pueden ayudar a limpiar estas zonas de nuestro rostro. El cepillo de rostro Foreo es un estupendo producto para utilizar a diario de forma que se pueda limpiar la cara evitando este tipo de problemas.

Exfoliación

La piel se debe exfoliar al menos una vez cada semana o cada dos semanas. La exfoliación nos ayuda a hacer una limpieza un poco más profunda en el rostro pero no debemos pasarnos o crearemos un efecto rebote. Se debe exfoliar con un producto específico e hidratar a continuación. La piel se mostrará mucho más limpia, evitando así las impurezas a largo plazo. El masaje de la exfoliación debe ser suave para evitar dañar la piel del rostro, que es mucho más delicada.

Cuida la alimentación

Desde dentro también podemos hacer una limpieza para descubrir la gran relación que nuestra alimentación y nuestros hábitos tienen con el estado de nuestra piel. Si cuidamos nuestra alimentación veremos cómo la piel tiene menos impurezas y por lo tanto menos puntos negros de los que preocuparnos. Hay que ingerir verduras, proteínas magras y frutas. Por el contrario, debemos evitar las grasas saturadas y el exceso de hidratos, además de las comidas prefabricadas. Beber dos litros de agua al día nos ayuda a tener una piel limpia y radiante cada día. Se nota la diferencia cuando tenemos una alimentación sana y equilibrada.

Imágenes: eldiariony.com, vix.com, puntofape.com


Categorías

Belleza, Trucos belleza

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.