Cómo evitar los labios secos

Los labios secos pueden llegar a ser un problema recurrente si no los cuidamos de la manera adecuada. Unos labios sanos y bonitos están hidratados y suaves, evitando la sequedad. Esta zona es muy sensible y la piel se estropea fácilmente, formándose pieles muertas que le dan un aspecto descuidado. Es por eso que debemos aprender a cuidar los labios para que se mantengan hidratados.

Los labios secos hay que cuidarlos cada día, pero también hay algunos trucos y remedios naturales para hidratar y curar labios agrietados o resecos. Dependiendo de la época, tendremos que pensar en unos cuidados u otros, pero hay básicos que nunca nos van a fallar en el cuidado labial.

Por qué se secan los labios

Los labios se secan por múltiples razones. Cuando tenemos fiebre estos se resecan y se agrietan. También suele pasar cuando mojamos los labios y se secan al aire, quedando resecos. Los alimentos salados tienen gran parte de culpa a la hora de agrietarse, ya que los secan muchísimo. Si además de todas estas cosas no los hidratamos, la piel de los labios se agrieta. Hay que tener en cuenta que es una parte muy sensible con piel fina que se estropea fácilmente y por eso hay que extremar los cuidados.

Exfolia los labios secos

Los labios secos se agrietan y la piel se renueva muy rápido, por lo que aparecen pieles muertas constantemente, que necesitan ser retiradas para conseguir unos labios suaves. Esto es más importante todavía si tenemos pensado aplicar barra de labios, ya que estas pieles hacen que el producto se acumule en algunas partes y no quede uniforme, con un aspecto descuidado. Antes de pintarnos los labios siempre debemos exfoliarlos, sobre todo si tenemos los labios secos normalmente. Hay exfoliantes específicos para los labios, y hay que realizar el proceso con un suave masaje en círculos. También es posible exfoliar los labios simplemente con el cepillo de dientes, realizando este masaje con cuidado de no dañar los labios.

Hidratar los labios secos

La parte más importante para evitar unos labios secos es la hidratación constante. Al comer y al beber le quitamos la protección que podamos haberle puesto, por lo que tendremos que aplicar hidratante bastantes veces al día. Este paso debe convertirse en un hábito para lograr tener unos labios suaves. Productos como la vaselina son los que se suelen utilizar, porque son los más hidratantes. A veces, aunque llevemos los labios pintados, los labiales no nos van a hidratar tanto, por lo que necesitaremos un extra de vaselina de labios al volver a casa y sobre todo debemos aplicarlo por la noche para levantarnos con los labios bien cuidados. Es mejor comprar una vaselina que tenga protector solar, para proteger los rayos del sol y que así no se quemen, algo que los puede dañar y resecar.

Remedios naturales para labios secos

Los labios secos pueden nutrirse de estupendos remedios naturales que todos podemos hacer en casa. Si no tienes un exfoliante a mano, siempre puedes utilizar un poco de azúcar y una cucharada de miel. Estos dos productos hacen que los labios queden totalmente suaves e hidratados. El azúcar exfolia y retira las pieles muertas mientras la miel humecta los labios. La miel es antibacteriana, por lo que además evita infecciones o problemas en caso de tener algún corte en el labio.

Otro de los remedios que podemos utilizar consiste en usar simplemente el aceite de coco, el cual es muy hidratante y ayuda a cuidar la piel. Debemos ponerlo sobre los labios y dejar que actúe. Notaremos la piel mucho más hidratada tras su aplicación.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.