Cómo evitar las durezas en los pies

Durezas en los pies

Los pies son una parte de nuestro cuerpo que puede llegar a sufrir si no se cuida. Si somos de los que andamos mucho o vamos a correr, notaremos cómo los problemas se acumulan en los pies. Aunque durante el invierno no vayamos a lucirlos tanto, siempre hay que tenerlos bien cuidados, sobre todo para evitar las molestas durezas en los pies.

Os vamos a dar unos cuantos consejos para evitar las durezas en los pies y para que estos luzcan siempre con buen aspecto. Esto es importante para mantener también una buena salud en vuestros pies, ya que son los que nos llevan de un lado a otro. Toma nota de nuestros consejos para los pies.

Utiliza el calzado adecuado

Calzado cómodo

Utilizar un calzado que no es de nuestro número o que no es el adecuado puede causarnos muchos problemas en los pies, incluso las durezas. Un calzado que resulte molesto y muy duro para nuestros pies puede hacer que con el tiempo y el roce vaya creando durezas en los pies. El mismo tiempo, si compramos calzado para hacer deporte hay que asegurarse de que se agarre bien el pie, para que no roce, y de que sea la talla adecuada. Siempre hay que probarlo antes e ir adaptándolo poco a poco a nosotros, sin hacer largos recorridos con unas zapatillas nuevas.

Los calcetines también importan

Aunque utilicemos el calzado adecuado, la planta de los pies sufre con largos recorridos y caminatas, por lo que es bueno comprar unos calcetines suaves de algodón que además tengan la parte de abajo más acolchada, para que el pie no sufra tanto. Notarás la diferencia si te compras unos calcetines buenos que se adaptan al pie y que tienen una base protectora.

Ayúdate con unas plantillas

Si a pesar de todo los zapatos te resultan algo duros para tus pies y notas cómo pueden llegar a hacerte rozaduras, lo mejor es que te compres unas plantillas de gel que te ayudarán a que cada paso sea delicado. Hay plantillas con buenos materiales que ayudan a que nuestros pies no se dañen con el día a día.

Utiliza limas para las durezas

Casi todo el mundo acaba teniendo tarde o temprano algunas durezas en los pies, por lo que hay que tener un kit de cuidados a mano para acabar con ellas. Hoy en día hay diferentes limas para las durezas, y es que todo el mundo puede cuidarse los pies en casa fácilmente. Hay limas eléctricas que reducen mucho  las durezas y en poco tiempo. Es bueno hacer esto después de la ducha, cuando las durezas están mucho más blandas por la acción del agua. Con darle un poco una vez por semana, es más que suficiente.

Hidrata en profundidad

Hidratación en los pies

Para tener una piel lisa y sin durezas es muy importante la hidratación. La piel reseca es la que se descama, por lo que debemos tener una hidratante específica para los pies bien a mano. Utilízala varias veces al día y notarás tus pies mucho más suaves y menos propensos a tener durezas gracias a que la piel está bien hidratada. Hay cremas específicas para los pies, pero si no nos convencen, siempre podremos acudir a cremas untuosas que ya son grandes clásicos como la de Nivea.

Mascarillas para tus pies

Las mascarillas para el rostro siempre funcionan y tienen mayores efectos que las cremas diarias. Durante la noche podemos aprovechar para utilizar tratamientos para todo el cuerpo, y los pies también están en esta lista. Para los pies podemos utilizar cremas muy hidratantes y ponernos después unos calcetines de algodón que dejen trans


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *