Cómo evitar las arañas vasculares en las piernas

Mala circulación

La mala circulación afecta a muchas personas, y aunque hay un factor genético, también es cierto que puede tratarse en parte de los malos hábitos y de unas rutinas que no mejoran para nada la circulación de nuestras piernas. Evitar las arañas vasculares antes de que aparezcan es posible, pero debes realizar unas cuantas pautas para ello.

Os vamos a dar unos cuantos consejos para evitar estas arañas vasculares en las piernas, que son fruto de una mala circulación. Debemos conocer las causas de la aparición de estas arañas vasculares y así tener una idea de como combatir su aparición. Su problema es más estético que de salud, pero estas arañas anticipan la llegada de las varices, que sí pueden llegar a ser un problema para nuestra salud y nuestro estilo de vida.

Haz ejercicio a diario

Ejercicio

El ejercicio es una de las mejores formas de prevenir muchísimos problemas de salud. Mejor nuestra capacidad pulmonar y el sistema cardiovascular, la circulación también mejora claramente y alivia las piernas pesadas. Nos ayuda al mismo tiempo a eliminar toxinas y a conseguir que la circulación mejore mucho. No se trata de machacarse en el gimnasio ni mucho menos. Con hacer deporte moderado al menos media hora al día es más que suficiente, pero un mínimo de media hora es necesario, sobre todo si nuestro trabajo es sedentario.

Podemos hacer ejercicios que mejoren nuestra circulación y en donde las piernas se muevan. La natación, el aerobic, bicicleta, correr o caminar implica a las piernas y mejor mucho la circulación. También los ejercicios intensos a la hora de mejorar la musculatura de las piernas nos ayudarán a mejorar su circulación.

Evita pequeños malos hábitos

Cruzar las piernas

Hay muchos hábitos que hacemos a diario y que son perjudiciales para nuestra circulación. Sentarse con las piernas cruzadas es uno de ellos. Estas deben estar un poco elevadas y debemos evitar cruzarlas. A ser posible debemos pasear un poco cada media hora para activar la circulación. También hay que evitar las prendas ajustadas, pues comprimen y hacen que la sangre circule peor. Es habitual tener las piernas pesadas si nos hemos pasado el día con unos pantalones ajustados. Los  tacones también es algo que hay que dejar para las ocasiones especiales, y es que se trata de un calzado que empeora nuestra circulación, algo que notaremos si pasamos horas sobre ellos. Otros de los hábitos más habituales es el de utilizar agua demasiado caliente, la cual fomenta la aparición de estas arañas vasculares. Es mejor decantarse por agua fresca y terminar con agua fría la ducha. Ser demasiado sedentarios es el peor hábito de todos, pues es el que hace que tengamos peor circulación.

Hazte adicta a los masajes

Masajes

Los masajes pueden ayudarnos a aliviar las piernas y a mejorar su circulación. Por las noches puedes utilizar un gel de frío para aliviar las piernas y dar unos cuantos masajes circulares, siempre en dirección de abajo hacia arriba. Puedes aprovechar para hacerlo mientras hechas alguna crema, como la hidratante o la anticelulítica.

Elimina toxinas con agua con limón

Eliminar toxinas y líquidos también ayuda a sentirnos más ligeras y a que nuestro cuerpo mejore su circulación. Uno de los mejores trucos que hay es el de tomar en ayunas un vaso de agua templada con limón exprimido. Esto pone en marcha nuestro organismo y nos ayuda a depurar desde las mañanas a primera hora.

Ayúdate con las medias de compresión

Medias de compresión

Una de las cosas que más nos pueden ayudar en caso de que no podamos evitar pasar muchas horas de pie son las medias de compresión. Este tipo de medias ayuda a mejorar la circulación de retorno en las piernas cuando por nuestro trabajo nos vemos obligadas a pasar muchas horas sentadas o de pie, así que son una buena solución para evitar estas arañas vasculares a largo plazo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *