Cómo evitar la rutina en la pareja

Rutina, aburrimiento, monotonía, son palabras que se pueden aplicar a esas relaciones de pareja que han dejado que la ilusión del inicio se convierta en costumbre y falta de emoción. Es bueno pasar a la siguiente fase, en la que nos encontramos más a gusto con esta persona, pero no hay que confiarse y dejar que la relación se estanque y se convierta en algo aburrido de lo que finalmente queramos escapar.

Esta fase es algo que suele suceder en casi todas las relaciones, pero hay quien sabe verlo e invertir la situación, creando cosas nuevas y motivadoras. No obstante, también hay quien se adapta y se deja llevar por la rutina, terminando en una relación estancada. Hay que saber reconocer el problema para poder combatirlo.

Cuando la rutina llega

La rutina suele llegar a todas las parejas. En las fases del amor el enamoramiento dura tres años y después deja paso a una tranquilidad que se basa en el conocimiento del otro y en la costumbre. No es que sea algo malo, pero no debemos dejar que esto se convierta en decepción y aburrimiento, porque irá minando la relación de pareja. Es por eso que es muy importante saber reconocer cuándo la rutina ha llegado a la pareja y todo lo que podemos hacer para mejorar esta situación.

Busca la espontaneidad

Es importante dejar  de planificar tanto y buscar un poco de espontaneidad en el día a día. Es bueno tener planes y realizar una rutina diaria que es necesaria. Pero dentro de eso siempre hay que dejar margen para hacer cosas nuevas o simplemente hacer algo porque nos apetece. En estos casos nos referimos a decidir ir al cine un día entre semana aunque nunca lo hagamos porque hay que madrugar, ir a tomarse una copa o disfrutar de una escapada un fin de semana.

Disfruta de las pequeñas cosas

Hay que disfrutar de las cosas del día a día. Cuando se acaba con una pareja es cuando nos damos cuenta de lo poco que disfrutábamos cosas tan sencillas como ver la televisión juntos, comer juntos, ir a dar un paseo o simplemente contarnos las cosas del trabajo al llegar a casa. Son gestos que se convierten en rutinas pero que no por ello son menos valiosos. Así que debemos valorarlos en su justa medida, porque si no lo hacemos nos daremos cuenta de ello solo cuando lo hayamos perdido.

Utiliza la sorpresa

Sorprender al otro siempre es algo bueno. Al caer en la rutina se pierde esa emoción y esa ilusión que hay al principio. Pero las sorpresas pueden ser una buena forma de darle vida a la relación y sazonarla. Buscar unos pases para un spa y llevar a nuestra pareja, preparar una cena especial un día cualquier o regalarle flores son gestos pequeños pero que pueden suponer una gran diferencia en la relación. No debemos dejar de sorprender y crecer día a día en la relación. Una relación a largo plazo debe ser cuidada y hay que trabajar en ella o de lo contrario se estanca y muere.

Evita la rutina sexual

El sexo es una parte importante en la pareja y siempre se resiente cuando llega la rutina. Con el tiempo se adquieren incluso los mismos hábitos sexuales, se usan los mismos trucos y se cae en la monotonía, lo que hace del sexo algo menos excitante y emocionante. Es por eso que esta es otra parte que se debe cuidar y mejorar. Siempre hay espacio para nuevos juegos, cuando ambas partes estén de acuerdo. Utilizar juguetes o disfraces puede ser un buen comienzo para romper con esa rutina en la vida de pareja.

 



Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.