Cómo enseñar a un gato a no morder

Cómo enseñar a un gato a no morder

Enseñar a un gato a no morder es también una de esas tareas a las que le debemos prestar mucha atención. Porque cuando la naturaleza se nos pone enfrente, ¿Quiénes somos nosotros para contrariarla? Claro que a veces sí que podemos intentar que haya un equilibrio y en este caso no iba a ser menos.

Es el momento de enseñar a un gato a que no muerda, porque sino, no será la primera vez que llevamos todas las manos marcadas. Primero conviene saber por qué se abalanzan para morder y una vez que lo sepamos, entonces debemos ponerle remedio. Seguro que con estos consejos básicos lo vas a conseguir rápidamente.

Por qué suelen morder los gatos

Son varios los motivos para decir que los gatos tienden a morder. Uno de ellos es que te vea sobre sus juguetes o pertenencias. Al notar tus manos sobre ellas, entonces lo toma como una amenaza y desde luego, irá a por ti. Sí, es una manera de defender lo que es suyo. Pero también conviene hacerle ver que dicha amenaza no es tal. Aunque es algo complicado, porque la naturaleza es quien manda sobre todo ello. A lo que la acción del hombre no siempre tiene cabida. Pero todavía hay más que debes conocer:

comportamiento del gato

  • No se suelen acostumbrar al entorno: de manera que estarán en un estrés continuo. Por eso, para este motivo lo que hay que tener es mucha paciencia. Porque si lo has cambiado de casa o de lugar, es normal que esté intranquilo y que lo demuestre de la manera que estamos mencionando.
  • Conductas debido a experiencias traumáticas: cuando adoptamos un gatito no sabemos lo que ha sufrido y, tampoco queremos saberlo. Porque es algo que nos afectará y lógicamente mucho más a ellos. De manera que no siempre consiguen adaptarse al nuevo lugar. Les va a costar más y de ahí que cuando ven llegar tus manos no dudan en morderlas rápidamente.
  • Su carácter es más tímido: aunque no te lo creas, también todo ello irá en cuestión de carácter. Algunos animales son más tímidos y cuando ven cualquier acción que se sale de su rutina, entonces atacan. Es una medio de protección y como no, de instinto.
  • Cuando sienten dolor: quizás no te des cuenta pero también pueden estar pasando por algún tipo de dolencia y esto hace que reaccionen ante la desesperación. ¿De qué manera? Pues con un buen arañazo o incluso un mordisco.

Evitar que el gato muerda

Cómo enseñar a un gato a no morder

Lo mejor es que le des su tiempo y espacio. Es decir, que se pueda acostumbrar a su nuevo hogar, a su habitación o a todos los rincones por dónde anda cada día. Necesitan encontrar su lugar pero también adaptarse a sociabilizar. Es cierto que no todos son igual pero por regla genera sí que tardarán un poco de tiempo en poder sentirse mejor y adaptarse por completo.

Cuando veas que está muy cabreado, entonces es mejor no acercarte demasiado y dejarlo a su libre albedrío. Pero eso sí, cuando esté más tranquilo, muéstrale toda tu atención y cariño con caricias pero sin mayor provocaciones. Porque ya sabes que en nada puede que se revolucionen. Muéstrales los juguetes a la hora de jugar pero intenta que estos juguetes no sean tus manos, porque entonces ya sabemos que irán a por ellas. Es una manera de asociarlo con los juegos. Por eso es importante ir enseñándoles desde pequeños cómo y dónde jugar. Si te muerde fuerte, dejándote los colmillos grabados, entonces no dudes en chillar. Porque si fuera un compañero suyo también lo haría así. De manera que se dará cuenta de que ha hecho daño y conseguiremos que no lo vuelva a repetir.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.