Cómo enseñar a los niños a tener un comportamiento correcto

Si quieres que tus hijos tengan un comportamiento correcto no esperes que desde la escuela lo hagan puesto que en la escuela forman, pero tú como padre o madre debes educar a tus hijos. Tus niños necesitan una estructura estable y que tú seas consistente con una disciplina constante.

Es necesario que cuando eduques a tus hijos les proporciones recordatorios constantes sobre las órdenes para que sepan qué esperas de ellos en cada momento. Con suficiente práctica tu hijo se acostumbrará a las reglas y a las consecuencias de romperlas (porque las consecuencias no deben faltar). Siempre que sea posible mantén una rutina en tu hogar porque menos caos siempre es señal de mejorar el comportamiento y reducir los comportamientos impulsivos.

La gratificación demorada

Los niños necesitan oportunidades para practicar la demora de la gratificación. Esto significa crear un sistema de recompensa para recompensar el buen comportamiento con experiencias por ejemplo, como ir al parque, hacer una escapada de fin de semana familiar, ir al cine, etc.

Puedes crear pequeños incentivos que solo requieran 10 caritas sonrientes (recompensas pequeñas como ir al parque un rato o comer un helado) , así como grandes recompensas, que requieran 20 o 30 caritas sonrientes. Luego, anima a tu hijo a que guarde a obtener más caritas sonrientes para que de esta manera pueda tener recompensas más grandes como ir al cine.

Ahorrar y tener paciencia para obtener las recompensas más grandes lo ayudará a practicar la demora de la gratificación. Esa es una habilidad esencial que le ayudará a resistir las tentaciones que pueden llevar a elecciones impulsivas.

Sé un buen modelo a seguir

Tu hijo aprender mucho sobre cómo comportarse correctamente observándote a ti. Por este motivo tendrás que modelar las conductas apropiadas que quieras ver reflejados en tus hijos. Señala las técnicas de control que utilizas como por ejemplo, respirar y contar hasta 10 antes de contestar cuando estés enfadado, salir a dar un paseo o decirle que quieres un colchón nuevo pero tendrás que ahorrar el dinero para conseguirlo.

El diálogo interno juega un papel importante para ayudar a los niños a manejar su comportamiento impulsivo. El modelo de rol habla de forma sana y positivo requiere de tu modelamiento, por ejemplo podrás decir cosas como: ‘Esta cola de muy larga, pero tendremos paciencia hasta que nos toque el turno para pagar la compra’.Hablar en voz alta le enseñará a tu hijo a cómo desarrollar un diálogo interno que le ayudará a manejar sus impulsos y emociones.

Estas son algunas estrategias necesarias para que tus hijos aprendan a comportarse correctamente y que los momentos conflictivos en tu hogar poco a poco vayan reduciéndose. Es necesario que seas consciente también de cuál es tu papel en la educación de tus hijos para que así, recapacites sobre tu crianza y si ves que hay algo que no está bien, seas consciente para poder mejorarlo. Tus hijos merecen tu respeto y tu amor incondicional. Si crees que lo has intentado todo y que no mejoras la conducta de tus hijos o que ya no sabes qué más hacer, entonces tendrás que acudir a un asesor familiar para que te oriente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.