Cómo empieza la psoriasis, síntomas y causas

Son muchas las preguntas que nos hacemos sobre cómo empieza la psoriasis que debemos responder. La psoriasis es una enfermedad crónica e inflamatoria de la piel. Lo que hace que las células de la piel se acumulen en la parte de la superficie, lo que hace que comencemos a ver escamas y manchas de color rojizo.

Se dice que aproximadamente un 3% de la población tiene esta enfermedad. Además, el rango de edad va desde los 20 hasta los 50, siendo menos probable en los niños. Pero esto no indica que no puedan padecerla. Por eso, debemos conocer un poco más sobre cómo empieza la psoriaris, los síntomas principales y las causas de la misma.

Cómo empieza la psoriasis, sus síntomas

Lo cierto es que se trata de un enfermedad crónica, por lo que no tiene una cura definitiva. Pero la buena noticia es que sí se puede controlar en gran medida, permitiendo que nos olvidemos ligeramente de ella. Lo cierto es esta enfermedad puede aparecer de manera lenta y hasta repentina. Ya que puedes notarla, pero luego desaparecerá para un tiempo más tarde volver de nuevo.

Es cierto que en ocasiones pueden variar, pero los más frecuentes es que aparezcan unas manchas rojizas sobre la piel. Se distinguirán perfectamente porque estarán cubiertas con una especie de escamas un tanto más gruesas. Otras veces o cuando se trata de pacientes más jóvenes, pueden aparecer unos pequeños puntos en la piel. Pero aunque su tamaño es más reducido, lo cierto que también se presentan con escamas, por lo que no deja lugar a la duda.

La piel se volverá más seca y como tal, se puede agrietar y hasta sangrar en algunas ocasiones. Una vez que han aparecido las manchas, el picor también lo hará con ellas, aunque en ocasiones se volverá dolor, como si nos quemara. Otro de los inicios de la psoriaris es que notaremos las articulaciones más rígidas y también ligeramente inflamadas. Fíjate bien en las uñas, porque también presentarán cambios, que en ocasiones pueden pasar desapercibidos.

Causas de la aparición de la psoriasis

Una de las grandes causas tiene factor hereditario. Pero además pueden añadirse otros de tipo secundario que también debemos tener en cuenta para poder prevenir, aunque sea de alguna manera.

  • Las infecciones causadas por hongos pueden dar como resultado este problema en la piel. Las bacterias harán que la enfermedad se propague más rápido, por lo que debemos tener siempre la piel bien cuidada, limpia y con hidratación.

  • Cuando ya tenemos la enfermedad, si le añadimos un poco de estrés, va a empeorar. No se puede considerar una causa como tal, pero sí que necesitamos tener un control para que no vaya a más y éste será el intentar tener un equilibrio en nuestra vida con más relax y menos tensión.
  • Algunos tratamientos como sales de litio o betabloqueantes y anti-maláricos, entre otros, pueden aumentar el riesgo.
  • Los factores climáticos también tienen su importancia en este tema. Porque si el clima es frío, la enfermedad tiende a ser más intensa que en zonas cálidas.

Tratamientos contra la psoriasis

Ya que hemos hablado de cómo empieza la psoriaris, ahora necesitamos saber cómo la podemos eliminar. Hemos comentado que al tratarse de algo crónico es imposible deshacernos de ella del todo. Pero podrá mejorar gracias a las diferentes vías.

  • Tratamiento tópico: Es aquel que se aplica sobre la piel en forma de cremas. No siempre tiene un gran resultado pero también es cierto que los efectos secundarios serán menores. Suavizarán la piel y la mantendrán hidratada, por lo que la sensación de picor o escozor se va a reducir notablemente. Uno de los mejores es el aloe vera.

  • Tratamientos vía oral o inyectados: En este caso, tiene que ser también tu médico, quien tras un estudio determine qué tratamiento debes tomar. Sin duda, suelen ser recetados en los casos graves de psoriasis. Fármacos como el Metotrexato, Acitrecino o Ciclosporina A, son algunos de ellos.
  • Los baños en el mar son muy recomendados para las personas que sufren de esta dolencia. Ya que el agua ayuda a la curación.
  • Tomar el sol también es algo que complementa a lo anterior, pero siempre sin pasarnos. Porque ya sabemos que puede provocar quemadura y problemas a largo plazo si no tenemos precaución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.