¿Cómo duermes con tu pareja?

pareja durmiendo

La forma en la que duermes con tu pareja puede decir mucho sobre la relación que tenéis. El estilo de dormir con tu pareja son señales subconscientes que os puede decir cómo sois cada uno y cómo sois en pareja. Suena interesante, ¿verdad? Únicamente observando la forma en la que duermes con tu pareja se pueden descubrir grandes cosas. ¿Quieres conocer las posiciones más comunes?

De espaldas a la otra pero con contacto

Si duermes de espaldas con tu pareja pero mantenéis contacto con el pie, la mano o de cualquier otra forma, significa que los dos queréis convivir en pareja pero disfrutar de vuestro propio espacio.

Con un abrazo

Esta posición en la que ambos os abrazáis de cara, la mujer descansa en el hombro del hombre mientras que él tiene su brazo alrededor de ella. Esto significa que la relación es amorosa donde el hombre protege a la mujer mientras que ella ofrece apoyo emocional.

pareja durmiendo en la cama

En cuchara

La posición en cuchara es cuando uno de los dos se da la vuelta y el otro se pone detrás y le abraza, quien se da la vuelta se ve atrapado en un abrazo. Quién está detrás es quien protege la relación contra cualquier obstáculo. Quien está dentro del abrazo es quien necesita la protección y confía profundamente en su pareja.

El pecho de uno da con la espalda del otro

En esta postura las personas se acuestan como en la cuchara, pero separados corporalmente. Lo habitual es que de algún modo alguna parte del cuerpo de ambos esté en contacto, esto quiere decir que estas parejas son muy independientes que pueden tener conflictos de intereses y opinión pero su amor prevalece ante todo.

De espaldas sin ningún contacto

Las parejas que duermen en esta postura suelen estar en desacuerdo pero ni siquiera se enfrentan para resolver los problemas, no tienen en cuenta el contacto físico ni les importa arreglar las cosas con el otro. Suelen tener una personalidad muy fuerte de forma individual y les encanta tanto el espacio que no quieren ser invadidos. Si no controlan esto bien podrían llegar a romper pero si saben controlar estos aspectos podrán disfrutar en pareja. No podrán estar de acuerdo en todo aunque tengan las mismas ideologías.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *