Cómo distribuir y organizar un armario ropero empotrado

Orden en el armario

¿Tienes la suerte de tener armarios empotrados en tu vivienda? Estos no solo te permiten aprovechar al máximo el espacio de una determinada estancia sino también optimizar el espacio de almacenamiento. Para ello, será clave distribuirlo adecuadamente. Y de eso hablamos hoy, de cómo distribuir y organizar un armario ropero empotrado.

La configuración interior de un armario determina su practicidad. Distribuir los interiores de los armarios empotrados pensando en tus necesidades será clave para optimizar el espacio y preservar el orden. ¿Y cómo se hace esto? Analizando que quieres guardar en el armario y creando espacios a medida para ello.

Cómo organizar el interior de un armario ropero

Los armarios se organizan, generalmente, en secciones o cuerpos verticales. Cuerpos que no conviene que superen el medio metro de ancho porque de ser así dificultarían una óptima organización de la ropa. No solo porque las barras o baldas pudieran curvasen con el peso, sino porque un mayor número de objetos en un mismo espacio hace siempre más difícil mantener el orden.

Armario empotrado

A la hora de configurar estos cuerpos verticales podrás valerte de diferentes elementos de orden para conseguir una mayor practicidad. Sera imprescindible, sin embargo, que seas consciente de qué tipo de prendas y complementos tienes y deseas guardar en el armario, para escogerlos. Así que abre tu armario y anota que necesitas para determinar que tipo de elementos de orden necesitas y en qué relación.

Elementos de orden

Hoy en día existen infinidad de elementos que puedes incorporar incorporar a tu armario para hacer que este resulte mas práctico. Los principales y aquellos que están presentes en todos los armarios son: barras, estantes y cajones, pero lo están de diferentes formas ya que con los años se han ido actualizando para ofrecer un mejor aprovechamiento del espacio y una mayor comodidad. Puedes configurar un armario con estos tres elementos, pero puede ser interesante, además, añadir otros.

Barras para colgar la ropa

Es habitual destinar dos espacios a la ropa colgada. Un primer espacio para los vestidos y prendas de abrigo cuya altura suele oscilar entre 150 y 170 centímetros. Y otro mas corto para camisas y pantalones de entre 90 y 100 centímetros de altura. Este último suele ajustarse en ocasiones con el fin de utilizar el espacio inmediatamente inferior para otro barra o otro elemento de orden.

Baldas (extraíbles)

Otro elemento presente en todo los armarios y que utilizamos, principalmente, para organizar prendas dobladas como camisetas o jerséis y complementos como bolsos, son las baldas o estantes. Si vas a incluirlas en tu armario, asegúrate de que puedan regularse en altura para adaptarse así a futuros cambios, de que entre una y otra no haya mas de 40 centímetros de altura y que estas sean extraíbles.

¿Y por qué estantes extraíbles? Porque salvan uno de los inconvenientes de este elemento: la incapacidad de ver todas las prendas de un vistazo y de acceder a ellas cómodamente cuando el armario es profundo e invita a «dobles filas».

Cajones

Los cajones cerrados resultan muy prácticos para organizar camisetas, ropa interior y complementos. Añadiendo separadores u organizadores conseguirás que estos resulten, además, mucho mas prácticos. Nada se moverá de su sitio cuando abres y cierras el cajón y permanecerá perfectamente ordenado. ¡No te lo pienses! Apuesta por cajones de cierre suave, lo agradecerás tanto tu como los propios cajones.

Zapatero

Puedes colocar los zapatos sobre estantes, pero si tu colección de zapatos es importante lo ideal es añadir un módulo para zapatos. Tener en tu armario unos estantes ligeramente inclinados y extraíbles que te permitan no solo ver todos tus zapatos sino acceder a ellos con comodidad es un lujo. Porque no me negaréis que el hecho de almacenarlos en la parte baja del armario, como hacemos muchos, no es lo mas cómodo.

Maletero

Si el armario empotrado llega de suelo a techo, lo habitual es colocar las barras a una altura cómoda y disponer en la parte superior del armario de una zona que se conoce como maletero, compuesta por tantos compartimentos como cuerpos. Estos pueden utilizarse para guardar las maletas, la ropa de cama, los disfraces, la ropa fuera de temporada. En estos últimos casos no dudes en colocar cestos para que todo quede mas organizado. Te resultará más cómodo acceder a ello sin desordenar todo.

¿Te atreves ahora a organizar un armario ropero empotrado? Analiza qué necesitas y ¡ponte a diseñar!


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.