Cómo diferenciar un amor de verdad de otro poco saludable

amor

El amor es diferente en la teoría y en la práctica. La mayoría de las personas perciben al amor como algo saludable en el que se debe respetar a la pareja además de quererla de manera incondicional. Sin embargo y por desgracia, en la práctica hay relaciones poco saludables en las que prima la falta de respeto hacia la pareja o los malos modos.

En el siguiente artículo te contamos las diferencias que existe entre un amor sano y otros que son dañinos o poco saludables.

Intensidad y preocupación

Es verdad que al comienzo de cualquier relación todo es demasiado bonito y la intensidad es mucho más alta en todos los sentidos. Hay una gran preocupación por el hecho de si la pareja está contenta y si se encuentra cómodamente teniendo una relación. Con el paso de los años, dicha intensidad va bajando de manera considerable y las muestras de afecto mutuas no son las mismas. Hay una disminución importante de la preocupación del principio.

Control de la pareja

En el caso de un amor poco saludable o tóxico, uno de los integrantes de la pareja se esfuerza por alejar a su media naranja del círculo más cercano y poder de esta manera llevarla a su terreno. Es más, intentan poner a la pareja en contra de amigos y familiares y realizar un control en su vida. Hay un gran egoísmo de querer una atención constante de la pareja. Este control es algo que puede producirse de una manera intuitiva y natural.

Celos

Otro de los elementos que van a diferenciar un amor saludable de otro que no lo es, son los celos extremos de una de las partes de la pareja. Los celos se producen ante el hecho de que una de las personas de la relación, cree que su pareja le pertenece y que no puede relacionarse con otras personas. La pareja debe basarse en todo momento en la confianza de ambos y si ello falla es normal que comiencen a darse tales celos patológicos y extremos.

Falta de respeto y menosprecio

El menosprecio y la falta de respeto es otra de las características que tiene el amor poco saludable. Un amor que se considera sano es aquel en el que ambas personas confían de manera plena el uno en el otro. Ello es importante a la hora de que la autoestima se haga más fuerte y la seguridad en uno mismo crezca de manera gradual. Un amor sano apuesta todo por la pareja y no busca el destruir sus sueños y objetivos en la vida. Tampoco es bueno para el buen devenir de una determinada relación el hecho de remarcar los errores o las equivocaciones que tiene su pareja.

En definitiva, son bastante claras las características que existe entre un amor sano que otro que se puede considerar tóxico. Como ya hemos comentado más arriba, el amor poco saludable es mucho más normal de lo que la gente puede llegar a pensar. No se puede permitir que al comienzo de la relación, el amor sea el ideal y con el paso de los años, el mismo vaya derivando poco a poco a un tipo de amor basado en los celos y en la falta de respeto y de confianza hacia la persona amada.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.