Cómo diferenciar el amor sano del tóxico

mujer que seduce en una cita

Young happy amorous couple celebrating with red wine at restaurant

No hay más bonito y más intenso que el poder tener una relación amorosa con otra persona. Sin embargo el amor sano puede tornarse en tóxico en el caso de que la entrega emocional no sea para nada equitativa entre ambas personas. Hay una línea muy fina entre sentir un gran amor por la persona y mostrar ciertos comportamientos que impliquen cierta dependencia emocional.

Una relación tóxica no debe permitirse bajo ningún concepto y si no se soluciona, hay que terminar con tal relación. En el siguiente artículo vamos a mostrarte como diferenciar lo que es un amor saludable de otro que es tóxico.

Diferencias entre el amor sano y el amor tóxico

Hay una serie de características que te van ayudar a diferenciar lo que es un amor saludable de otro que se considera tóxico:

  • En el caso de una relación sana, ambas personas se van a apoyar de una manera mutua para poder conseguir cierto desarrollo a nivel personal. Si el amor es tóxico no existe ese apoyo ya que hay cierto miedo a que la otra persona consiga ciertas metas por cuenta propia. En este caso entra en juego la manipulación de la parte tóxica de la pareja.
  • El respeto de manera mutua indica que la relación es sana. Si hay ciertos reproches por la forma de ser o de comportarse, el amor es tóxico. Ante ello, una de las partes en la relación intentará todo lo posible para que puedan cumplirse sus propios intereses.
  • Cada integrante de la pareja debe tener su espacio individual y libertad a la hora de hacer ciertas cosas como salir con amigos o de compras. La confianza juega un papel clave dentro de una pareja sana. Si el amor es tóxico dicha confianza no existe y hay una gran inseguridad dentro de la pareja.
  • La comunicación es clave a la hora de diferenciar un amor sano de otro totalmente tóxico. En el primer caso el diálogo sirve para llegar a acuerdos y encontrar soluciones. En el amor tóxico apenas hay diálogo y cuando se usa solo sirve para encontrar culpables. No hace falta crear disputas por algún tema en particular. Si las cosas se hablan de manera sosegada y calmada, se puede encontrar solución a todo.

superar el dolor de una ruptura

  • En las relaciones sexuales hay que llegar a un entendimiento para que el placer sea recíproco. No se debe sacrificar una parte de la pareja para que la otra termine satisfecha. En una relación sana la confianza es suficiente para que el placer sexual sea igual para ambos. En el amor tóxico puede haber una manipulación por una de las dos personas con el fin de conseguir cierta plenitud y satisfacción en las relaciones sexuales.
  • Si una relación es saludable es normal que haya bastantes momentos de felicidad a pesar de los problemas que puedan darse durante la misma. En el amor tóxico, la felicidad brilla por su ausencia y son más frecuentes los momentos de tristeza.

Como has podido comprobar no tiene nada que ver un amor sano de otro tóxico. El problema de ello es que muchas personas sufren este tipo de amor sin darse cuenta y ven su relación como algo absolutamente normal a pesar de la toxicidad que hay en la misma.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.