Cómo detectar relaciones tóxicas en adolescentes

relación-tóxica

En la etapa de la adolescencia el amor se suele vivir de una manera muy intensa, llegándose a confundir el mismo con la propia dependencia emocional. Es por tanto bastante habitual que muchas de las relaciones de pareja sean tóxicas y se alejen por completo de lo que se entiende por relación sana.

En el siguiente artículo te hablamos de las señales que pueden indicar que una pareja entre adolescentes es tóxica.

Qué se entiende por una relación tóxica

Este tipo de relación es aquella en la que una de las partes o ambas reciben un daño recíproco. En las relaciones tóxicas el elemento clave es la dependencia emocional. Dicha dependencia hace que en la pareja exista una persona dominante y otra que acata todo sin rechistar. Con el paso del tiempo hay un control absoluto sobre la pareja y se produce el temido aislamiento.

Factores que propician que una relación sea tóxica

Son tres los factores los que pueden dar lugar a que una relación entre adolescentes se torne a tóxica y dañina:

  • El grado de inmadurez de los jóvenes. No es lo mismo el tener pareja con 20 años que el hacerlo en la treintena.
  • El consumo de ciertas sustancias perjudiciales para la salud como es el caso de las drogas o el alcohol.
  • La influencia de las redes sociales en el hecho de normalizar ciertos comportamientos tóxicos.

Estos tres factores hacen que muchas parejas de adolescentes mantengan una relación tóxica y realmente dañina.

Cómo detectar una relación tóxica

Hay una serie de señales claras que pueden hacer indicar que un joven se encuentra de lleno en una relación tóxica:

  • El joven se aísla por completo de amigos y familiares. La única relación que tiene es con la pareja.
  • Tiene problemas a nivel académico. Sufre una bajada en el rendimiento escolar.
  • El joven se muestra irascible y sufre cambios de humor bastante bruscos.
  • Sufre una apatía por todo. Nada le ilusiona y no hace planes para el futuro.
  • Pasa más tiempo del normal frente a las pantallas.
  • No viste como quiere, ya que lo hace como la pareja le indica y quiere.
  • En los casos más extremos y graves, la joven puede tener ciertas marcas a lo largo de su cuerpo como es el caso de arañazos o hematomas.

Qué deben hacer los padres ante ello

Ante la existencia de algunas de las señales arriba vistas, los padres deben actuar de una manera rápida e inmediata. En primer lugar deben sentarse junto a su hijo o hija y hablar de manera clara sobre el tema. Es bueno el saber escuchar a la joven y hacerle entender que tienes unos padres en los que poder apoyarse. La comunicación debe ser fluida y relajada para que la joven en todo momento se sienta cómoda.

Uno de los puntos esenciales en esta clase de relaciones son los celos. Los mismos son normales en la gran mayoría de las relaciones pero llevados al extremo, pueden hacer verdadero daño a la relación. Los celos obsesivos suelen ser un denominador común en las parejas tóxicas. Los mismos dan lugar a que la parte dominante ejerza un fuerte control sobre la parte sometida.

Hay una serie de señales claras de los celos llevados al extremo: control sobre la manera o forma de vestir, ver todo lo relativo a la información en el móvil y espiar a la pareja. Por desgracia, en este tipo de parejas la persona sometida no es consciente en todo momento de la gravedad del hecho. Lo ve normal y no hace nada por deshacer dicho control y chantaje a nivel emocional.

En estos casos, el entorno más cercano como es el caso de padres, amigos o familiares deben observar tales señales y a partir de ahí pedir ayuda a algún experto en el tema. El entorno más cercano a la joven sometida tiene la clave para poder terminar con la citada relación tóxica.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.