Cómo depilarse las axilas, pasos y consejos

Depilarse las axilas, al igual que otras partes del cuerpo, puede hacerse con diferentes métodos. Pero es cierto que se trata de una zona sensible y por lo tanto dolorosa. Por ello, hoy vamos a descubrirte una serie de consejos y los pasos más adecuados para una correcta depilación.

Hemos mencionado que se trata de una depilación dolorosa. Aunque el umbral del dolor no es el mismo en cada persona. Por ello, debemos elegir el método de depilación que mejor se adapte a nosotros, a nuestra piel y a nuestras preferencias. ¡Descubre todo lo que necesitas saber!.

Métodos para depilar las axilas

Como bien sabemos, disponemos de varios métodos para que se ajusten a nuestras necesidades. De forma que estemos siempre pensando en nuestra comodidad pero también en la de la piel. Depilarse las axilas se puede hacer de diferentes maneras:

  • La depilación láser es una de las formas definitivas para decir adiós al vello de la axila. Es cierto que hay que valorar su precio y que suelen constar de varias sesiones. En ellas, se van debilitando los folículos del vello a través de una luz pulsada.
  • Las maquinillas de afeitar son la otra cara de los tipos de depilación. Es cierto que son muy económicas, un proceso rápido pero puede dejarnos alguna que otra rojez y el vello sale bastante rápido también. Casi tendríamos que aplicarlas cada día, en algunos casos o días alternos en otros.
  • Aunque similares a las anteriores, las cremas depilatorias son otro de los métodos para las axilas. Solo basta con aplicar la crema, esperar el tiempo que te indica el envase y retirar con agua. ¡Totalmente indoloro!.
  • Claro que también no podemos olvidarnos de la cera. Para muchas personas es bastante más dolorosa, pero lógicamente no para todos por igual. Una de las más cómodas es la que viene en roll-on, ya que mancha mucho menos y es bastante sencilla de aplicar.

Cómo depilarse las axilas

Siempre podemos acudir a un centro especializado y que ellos se encarguen de todo. Desde luego, será más cómodo y limpio, pero quizás algo más costoso. Si tu elección es la cera, ya sabes que tienes varios formatos de la misma. Elijas las que elijas, ya sabes que tienes que extender el producto, siempre en la dirección del crecimiento del vello, para que se adhiera bien. Luego, colocar una banda y retirarla con fuerza. Como bien sabemos, arrancará el vello de raíz y es uno de los pasos más duraderos.

Si te has decantado por la crema depilatoria, siempre es mejor leer bien las instrucciones antes de aplicarla. Básicamente consiste en tapar vello con una buena capa de dicha crema. Esperaremos unos minutos que vaya debilitando el vello y retiramos con la espátula para finalmente lavar bien la zona. Nada de dolor y nada de vello, ¡ese será el resultado!. Aunque es cierto que no tardará mucho en crecer.

Con la maquinilla de afeitar tenemos un proceso similar en cuanto al crecimiento del vello. Porque ambas no opciones no arrancan el pelo ni que lo rasuran. Para la maquinilla, debes aplicar una espuma especial para preparar la piel y luego pasarla en la dirección contraria al vello, pero siempre intentando estirar bien la piel. Tras ella, puedes aplicar un poco de crema hidratante pero olvídate de desodorantes o cremas que lleven alcohol. Recuerda siempre que antes de comenzar con el método de depilación elegido, la piel debe estar limpia. Una vez finalizado el procedimiento, siempre hay que calmar nuestra piel. Ya que es habitual el ver cómo se enrojece, sobre todo cuando hablamos de las ceras. Por eso, una crema hidratante o gel de aloe vera irán perfectos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.