Cómo dejar de tener sexo y empezar a hacer el amor

hacer el amor

No sorprende que hacer el amor sea mucho más sensual que solo tener relaciones sexuales. Es un nivel completamente nuevo de intimidad del que muchas parejas parecen olvidarse una vez que termina la fase de luna de miel. Aunque algo de sexo carnal puede ser increíblemente atractivo y valioso, hacer el amor simplemente ofrece algo que el sexo no puede.

Está cargado de emociones y los sentimientos que están allí y dejan paso a mucho más que el acto físico. Si con tu pareja has tenido más sexo que hacer el amor, entonces hay formas de cambiar eso para que la próxima vez haya amor y no solo sexo.

Poner música

Si quieres convertir tu sexo en amor, añadir una banda sonora definitivamente te ayudará. Crea una lista de reproducción de canciones de amor con melodías lentas que realmente te llevarán al momento. Es importante que las canciones en tu lista de reproducción sean canciones de amor, no canciones sobre sexo, así que evita todo lo que sea demasiado sexual, ya que te quitará del tema.

Las canciones de amor lentas, de tipo acústico, son las mejores porque cuando el amor se está reproduciendo en segundo plano, realmente puedes entrar en el amor en el que estás participando.

Enciende algunas velas

Se puede decir mucho de las velas en el dormitorio. Una luz tenue puede crear un ambiente de amor que es difícil de evitar, creando así una experiencia mutuamente sensual. Las velas que te rodean, junto con tu lista de reproducción en el fondo, crean la escena para una experiencia de hacer el amor que nunca olvidarás.

hacer el amor

Juegos previos

El período previo al sexo a menudo es tan caliente como el propio sexo, por lo que cuando extiendes los juegos previos para asegurarte de que estás haciendo el amor, realmente aumentan tus posibilidades de esa cercanía. Besa a tu pareja de pies a cabeza, explora lentamente cada centímetro de su cuerpo y permítele hacer lo mismo.

Cuando eres capaz de ser vulnerable con tu pareja y permites que sea igual contigo, la conexión emocional aumentará permitiendo que el sexo se convierta en amor. Las velas arderán a tu alrededor y la música se reproducirá en el fondo, por lo que será como si tú y tu pareja estuvierais en vuestra propia escena de amor inspirada en una película romántica.

Contacto visual

El poder del contacto visual a menudo se subestima. Ser capaz de mirar profundamente a los ojos de tu amante mientras haces el amor puede parecer desalentador si aún no estás allí emocionalmente.

Sin embargo, la cosa puede ayudarte a llegar a un punto en el que realmente te sientas conectado con la persona con la que estás haciendo el amor, y no solo de manera física. Cuando os miráis a los ojos, podéis ir a un nuevo nivele intimidad y el sexo se vuelve en amor en instantes.

Y recuerda… ¡no vayas deprisa! Las cosas con calma se disfrutan mucho más en los momentos íntimos en pareja.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.