¿Cómo decorar con Vinilo?

¿Cómo decorar con Vinilo?El vinilo es uno de los materiales más utilizados actualmente en la decoración de paredes. Su resistencia a la humedad lo convierte en la opción ideal para colocar en cocinas y baños, además de su ubicación habitual en las habitaciones. Es un material resistente y versátil, que admite variaciones en la forma, el color y el tamaño. Por ello, amigo íntimo de los papeles pintados, opta ahora por independizarse. Los nuevos vinilos imitan a las calcomanías. Permiten crear originales diseños que se pegan a las paredes sin cubrir por completo el fondo.

Los vinilos son creativos. Una forma diferente de personalizar las paredes. En la mayoría de los casos, se pueden decidir todos los detalles del diseño antes de adquirirlo. Una de las marcas pioneras en este mercado es Mira en tu interior, que permite elegir el tamaño, la orientación e incluso el color del dibujo, gracias a un simulador en el que se selecciona el color de la pared y el del grafismo de manera simultánea. Otra de las peculiaridades de los grafismos en vinilo es la posibilidad de crear composiciones que se pueden fragmentar. El dibujo se puede colocar entre dos paredes, salpicar un techo o manchar una columna.

Las posibilidades de los vinilos decorativos son tan amplias, que se emplean tanto en el ámbito doméstico como en las empresas. Las colecciones se dividen según los espacios a los que están destinadas. Vinilarte cuenta con diseños atrevidos divididos en categorías, con un apartado especial dedicado a las puertas de casa. Nada escapa a esta decoración. Mediante letreros coloridos se pueden identificar claramente estancias como la cocina y el baño o cubrir las puertas con vinilos a modo de póster.

La decoración infantil es otro de los terrenos que recurre a menudo al grafismo de vinilo. Myvinilo dispone de una treintena de modelos diferentes, además de diseños barrocos, ornamentales, divertidos y, en definitiva, artísticos. Algunos trabajos más complejos imitan, incluso, una pantalla de videojuegos, un grupo de mariposas o ramilletes de flores imposibles de encontrar en la realidad.
Cómo se coloca el vinilo

La instalación de vinilo en la pared es muy sencilla, pero requiere precisión. El principal inconveniente de los vinilos es que, una vez que se despegan, no se pueden volver a pegar. No son reutilizables. Además, cuando un vinilo se despega es posible que arranque parte de la pintura. Por ello, primero hay que decidir el lugar exacto en el que se quiere colocar el dibujo. Ha de ser una superficie “limpia, seca y sin rugosidades”, recomienda la marca Flor 4U.

La hoja adhesiva se presiona con una espátula hasta pegar el dibujo a la pared

Posteriormente, se retira la hoja protectora, mientras que el vinilo permanece en la hoja adhesiva, que se apoya sobre la pared. Si el diseño es demasiado grande, es preferible fijar el vinilo a la pared con pequeños trozos de cinta adhesiva o de carrocero y retirar con cuidado la hoja protectora, mientras el dibujo se pega lentamente en la pared.

Una vez fijado, se presiona el papel adhesivo con una espátula hasta pegar el vinilo a la pared. Hay que repasar la imagen completa y retirar el papel poco a poco, sin tirar de él perpendicularmente. “Es aconsejable deslizar la hoja sobre la propia pared”, recomienda Mira en tu interior. Al ser un material que se corta según el diseño seleccionado, el vinilo no deja ninguna película transparente sobre la pared. Simplemente se fija la forma del dibujo.

Vía:consumer


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *