Cómo debe ser la dieta de un niño con gastroenteritis

Dieta para el niño con gastroenteritis

Cuando los niños tienen gastroenteritis se sienten débiles, con mucho malestar de estómago y con las molestias típicas de esta enfermedad tan común en niños pequeños. Está infección está causada por virus o bacterias que provocan entre otros  síntomas, diarrea y vómitos. Aunque se trata de algo muy molesto, en general no es una enfermedad grave, a no ser que afecte a bebés o niños con patologías previas.

Por ello, en la mayoría de los casos el tratamiento pasa por un cambio en la dieta y el consumo de bebidas alcalinas para prevenir la deshidratación. No obstante, lo más conveniente es acudir a la consulta del pediatra para asegurarnos de que no es nada más. Por lo general, la gastroenteritis remite en el plazo aproximado de una semana sin necesidad de medicación.

La dieta para un niño con gastroenteritis

La gastroenteritis afecta al aparato digestivo, el niño tiene diarrea y vómitos porque la infección le impide asimilar bien los alimentos. Por ello, la dieta de un niño con gastroenteritis debe modificarse para ayudar a eliminar el virus o bacteria que lo provoca, mientras que evitamos que el niño sufra deshidratación por falta de nutrientes. A continuación te detallamos cómo debe ser la dieta de un niño con gastroenteritis.

Pero antes, cabe recordar que no existe un tratamiento realmente eficaz contra la gastroenteritis, ni una dieta que permita que el niño mejore de forma inmediata. Para que el virus remita hay que ser paciente, no obligar al niño a comer para no provocar el vómito o la diarrea y dejar que poco a poco vaya recuperando el apetito. En este caso, es mejor dejar que el niño coma lo que le apetezca, dentro de las opciones válidas.

De nada sirve obligarle a comer pescado hervido o arroz blanco sin ningún tipo de aliciente, porque lo va a comer sin ganas y le va a sentar peor. Es preferible que tome algo que le guste, si es jamón cocido, un plato de pasta o yogures, estará tomando alimento. No importa que durante unos días el niño no haga una dieta totalmente variada, es preferible ir poco a poco. Ahora sí, veamos qué es lo que puede comer el niño cuando tiene gastroenteritis.

El yogur

Los yogures y fermentos lácticos como el kéfir contienen probióticos que ayudan a proteger la salud de la flora intestinal. Ahora bien, para crear luchar contra los virus que causan la gastroenteritis, es mejor optar por lácteos que no contengan lactosa.

Hidratos de absorción lenta

Carbohidratos para niños

La pasta, el arroz o la patata, contienen carbohidratos de absorción lenta que son más fáciles de digerir. Por ello, un plato de pasta o un puré de patata casero con un poco de leche sin lactosa pueden ser buenas opciones para que el niño vaya comiendo.

Pescado y carne magra

Lo único que hay que evitar para tratar la gastroenteritis es el consumo de alimentos grasos, por lo que los pescados blancos y las carnes magras como el pollo, son buenas opciones para la dieta del niño con gastroenteritis.

Otras recomendaciones para tratar la gastroenteritis

Al contrario de lo que se recomendaba antiguamente, cuando el niño tiene gastroenteritis no es necesario que haga una dieta astringente. Incluso, puede resultar perjudicial ya que la enfermedad puede transformarse en un estreñimiento. La recomendación en este caso es que el niño retome su alimentación habitual en cuanto recupere el apetito.

Si es necesario limitar la dieta, no debe hacerse durante más de uno o dos días. Por otra parte, la hidratación es esencial cuando el niño tiene gastroenteritis, porque pierde gran cantidad de sales minerales y puede sufrir graves consecuencias. Durante los primeros días puedes darle una solución de rehidratación, que podrás encontrar en la farmacia. Evita darle bebidas isotónicas, que están diseñadas para deportistas, no para el tratamiento de enfermedades.

El agua es la opción más saludable. Elige agua mineral para que sea lo más neutra posible, el niño debe tomarla a pequeños sorbos y poco a poco. También puedes incluir zumos de frutas naturales a partir del 2 o 3 día desde que comienza la gastroenteritis. Y recuerda, en bebés y niños con patologías previas, acude a la consulta del pediatra a la mayor brevedad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.