Cómo debe ser la crianza de un niño hipersensible

sensibilidad

La sensibilidad es algo que es innato en el ser humano. Sin embargo, puede ocurrir que haya personas en las que tal sensibilidad esté mucho más marcada que en otras. En el caso de los niños, la citada hipersensibilidad supone un auténtico reto para muchos padres.

En el siguiente artículo te mostramos que deben hacer los padres, si ven que sus hijos tienen un grado de sensibilidad mucho mayor que el resto de los niños.

Elementos que deben tener presente los padres de hijos altamente sensibles

Un niño hipersensible va a mostrar una gran atención a todos los detalles y a las pequeñas cosas que rodean su entorno. Ante ello los padres deben plantear la crianza de su hijo con una perspectiva totalmente diferente a la del resto de los niños.

En el caso de los niños hipersensibles, la gestión de las emociones es esencial y muy importante. Dicha gestión permite que el niño en cuestión evite el padecer ciertos trastornos como es el caso de la depresión.

Cómo saber si un niño es hipersensible

Hay una serie de aspectos que hacen pensar que un niño es mucho más sensible que lo normal:

  • Se trata de niños que son muy retraídos y tímidos.
  • Desarrollan un nivel de empatía por encima de lo normal.
  • Lo pasan mal ante estímulos fuertes como olores o ruidos.
  • Suelen jugar en solitario.
  • Tienen un alto nivel emocional en todos los aspectos.
  • Se trata de niños bastante creativos.
  • Se muestran muy solidarios y generosos con otros niños.

hijo-altamente-sensible

Cómo educar a un niño hipersensible

La crianza de un niño altamente sensible debe basarse sobre todo en enseñarle a gestionar todas sus emociones. Para ello los padres deben seguir una serie de pautas o consejos:

  • Es esencial que el menor se sienta apoyado por sus padres. La crianza o la educación es mucho más fácil siempre y cuando el niño tenga una gran confianza y seguridad en sí mismo.
  • El amor y el afecto por parte de los padres debe ser continuo. Desde un beso hasta un abrazo, todo vale con tal de que el menor se sienta querido.
  • Las emociones y sentimientos deben expresarse en todo momento. Los padres deben expresar como se sienten para que la gestión emocional sea la mejor posible.
  • De la misma manera los padres deben ser los encargados de ayudar a sus hijos a que sepan expresar lo que realmente sienten. Los sentimientos deben salir hacia el exterior y evitar posibles problemas emocionales como la ansiedad.
  • Saber escuchar es otro de los aspectos claves en la buena crianza de un niño que es altamente sensible. Dicha escucha es clave para que se sientan comprendidos y queridos en todo momento.

En definitiva, tener un niño hipersensible no es el fin del mundo para ningún padre. Se trata de un niño que empatiza mucho más que los demás y que es capaz de sentir con mucha fuerza todas sus emociones. Ante ello, la crianza debe seguir una serie de directrices que permitan al niño a saber gestionar y canalizar de la mejor manera posible todas sus emociones.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.