Cómo cuidar tus manos y mantenerlas hidratadas

Manos cuidadas

Estamos en un momento en el que los hábitos diarios han cambiado y en el que la desinfección y el lavado de manos son constantes. Esto ha hecho que las manos sufran, ya que la piel se resiente y se reseca con tanto lavado y solución alcohólica. Así que es un momento en el que tenemos que aumentar los cuidados de las manos.

Os daremos unos cuantos consejos para cuidar las manos y mantenerlas hidratadas. Este tipo de hábitos pueden hacer que incluso lleguemos a tener dermatitis y otros problemas, por lo que el cuidado de manos es más necesario que nunca.

Compra un antiséptico de calidad

Desinfectante de manos

Es importante que las soluciones para desinfectar las manos que tengamos sean de calidad, para evitar que se resequen las manos en exceso. Compra un buen desinfectante y llévalo contigo. Es necesario que lo uses con cabeza, no tienes por qué usarlo en las manos constantemente. En lugares que solo uses tú no será necesario ni tampoco en casa. Es mejor evitar los guantes porque nos pueden dar una falsa sensación de seguridad y terminar siendo un foco de infección.

Crema de manos en el bolso

Crema de manos

Aunque en casa podemos hidratar las manos fácilmente, el problema viene cuando salimos o cuando estamos en el trabajo y utilizamos igualmente la solución hidroalcohólica que reseca las manos sin tener una buena hidratante. La crema hidratante se puede utilizar y así evitaremos que nuestras manos se lleguen a resecar con este contacto continuo. Deja una crema de manos en el trabajo y pon otra en el bolso. Si siempre las tenemos cerca no nos olvidaremos de usarlas y conseguiremos unas manos mucho más hidratadas.

Usa un exfoliante ligero

Exfoliante de manos

Para tener las manos más suaves también podemos utilizar en ellas un exfoliante ligero. No debemos usar uno que pueda dañar la piel, porque en estos días pueden estar más sensibles. Pero siempre nos ayuda a renovar la piel y a retirar pieles muertas. Tras esto podemos añadir una buena hidratante y las notaremos mucho más suaves.

Protección solar

Con el uso constante de otros productos y el lavado de manos las llevamos al descubierto. Es por eso que una gran idea puede ser comprar una crema hidratante de manos que además tenga protección solar. Si no la tenemos, después de la crema hidrante podemos utilizar un poco de protector solar para las manos. No hay que olvidar que el sol es uno de los principales problemas en el envejecimiento de la piel y al lavarnos tanto las manos las dejamos desprotegidas constantemente. Otro problema que tenemos que tener en cuenta con la realidad actual.

Cuida tus uñas también

Uñas cuidadas

Al utilizar estos geles y soluciones en las manos no solo sufre la piel. Es cierto que es importante como hemos dicho que el producto sea de calidad, porque algunos pueden llegar a amarillear las uñas. Pero también deberíamos tenerlas protegidas. El alcohol puede llegar a estropear algo el esmalte por lo que tenemos que cambiarlo más a menudo. Pero es importante añadir una base que fortalezca y proteja las uñas. Esta base servirá de barrera a la hora de evitar que la solución les cause daños o las reseque demasiado.

Revisa tus manos

A diario es importante revisar bien las manos para evitar que aparezcan algunos problemas. Es habitual que con la sequedad de lavarlas aparezca dermatitis, rojeces o incluso descamación entre los dedos o en las palmas. Por eso es importante que nos fijemos en si las manos se van resintiendo o si por el contrario se mantienen en buen estado con el uso de las hidratantes, porque así evitaremos que lleguen a estar peor.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.