Cómo cuidar tu piel después de hacerte un tatuaje

Chica haciéndose un tatuaje

Tras la realización de un tatuaje, especialmente durante los primeros días, será esencial que sigas una serie de cuidados. No es una cuestión meramente estética. No solo nos jugamos una inadecuada cicatrización de la piel, también podemos contraer infecciones que pongan en riesgo nuestra salud.

Sin embargo, si sigues unas sencillas pautas los primeros días, los tatuajes no tienen que suponer ningún problema para la piel. Hoy te hablamos sobre los cuidados básicos a seguir los días posteriores.

Zona aislada de suciedad

Deja la zona tapada con el apósito un mínimo de dos horas. Esto tiene como fin evitar que las bacterias entren en contacto con la piel tatuada. Esta, al estar herida y sin cicatrizar será más vulnerable a infecciones y problemas dermatológicos.

Si para proteger el tatuaje utilizas un apósito absorbente y antiadherente, podrás dejarlo puesto hasta 24 horas. Permiten que el tatuaje respire y a la vez, lo protege de la suciedad a la que pueda estar expuesto.

Si por el contrario, usas papel film, debes cambiarlo a las seis u ocho horas aproximadamente. Esta protección dificulta más el paso del oxígeno y además sella la humedad en la zona cubierta.

Limpieza

Este es el punto más importante a la hora de evitar infecciones. Debemos mantener una correcta limpieza de la zona, pero de ninguna manera esta se debe realizar de forma excesiva.

Lo más recomendable es lavar la zona del tatuaje con un jabón de PH neutro. Mejor aún si es destinado específicamente para este fin. Extiende el jabón en tus manos (limpias) y con agua tibia, masajea la zona tatuada. Finalizada la limpieza, seca la piel suavemente (sin frotar) o a palmadas con una servilleta.

Hidratación

Bálsamo hidratante para tatuaje

La hidratación de la herida va a ser importante ya que esta ayudará a una correcta regeneración cutánea y curación. Aplica una hidratante específica para tatuajes después de cada lavado o si percibes la piel demasiado seca o tirante.

El uso de la crema se recomienda desde la aplicación posterior al primer lavado, hasta un mes después de haber realizado el tatuaje. Las aplicaciones mejor en pequeñas dosis bien distribuidas y en ningún caso abusar de la crema. Y recuerda… ¡siempre con las manos limpias!

Cuidado en la ducha

Cuando te duches, intenta que el chorro de agua no apunte directamente al tatuaje. Procura mojarlo de manera indirecta y, en ningún caso, apliques demasiado presión sobre el mismo. A la hora de aplicar el jabón, recuerda hacerlo masajeando suavemente la zona y evitando frotar o rascar los restos de tinta que se desprenden.

Protégelo del sol

Protege el tatuaje del sol

El verano es precisamente un mal momento para tatuarse debido a la acción de los rayos solares. Si aún así has decidido hacerlo en esta época, será esencial que protejas tu tatuaje con crema solar de factor alto. Durante el primer mes se recomienda no exponerlo al sol y si lo haces, aplica una buena capa de protección encima.

Evita sumergirlo

Evita los baños de inmersión de cualquier tipo (piscina, playa, bañera…). No son recomendables ya que la exposición continuada al agua ablanda la costra del tatuaje más de lo adecuado. Además, las bacterias que pueda haber en piscinas o playas también pueden originar molestas infecciones.

Deja que el tatuaje respire

Persona echándose crema en un tatuaje

Tras haberlo lavado y aplicado la crema hidratante, si estás en casa, deja el tatuaje sin cubrir durante una media hora o una hora. De esta manera, permites la oxigenación de la piel y la evaporación del exceso de humedad.

¡No te rasques!

A medida que el tatuaje se va curando, este empezará a formar una especie de costra. En ningún caso la arranques ni la rasques. Déjala caer sola, porque de lo contrario puedes provocar huecos o manchas en tu tatuaje.


Categorías

Salud

Carmen Espigares

Psicóloga, especialista en RRHH y community manager. Granaína de toda la vida y buscadora de metas a alcanzar. ¿Algunas de mis aficiones? Cantar... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *