Cómo cuidar las manos durante el frío invierno

cuidar.las.manos.en.invierno¿Lo habéis notado verdad?  Este frio no pasa desapercibido para nadie… Nada más salir de casa la nariz se pone roja, las manos se congelan, los pies se ponen fríos y no podemos parar de tiritar. El invierno es así, como también lo son las consecuencias que deja sobre la piel y frente a esto  ¿Qué podemos hacer?

Las partes más expuestas de nuestro cuerpo son las que más sufren las bajas temperaturas.  Los cambios bruscos de temperaturas hacen que la piel se irrite con mayor facilidad desencadenando una serie de desajustes que acaban con el buen aspecto de la piel. Pero no todo está perdido, existen algunos ¨trucos¨ para que la salud de nuestra piel no se vea tan afectada cuando el termómetro marca bajo cero.

En este post reunimos algunos consejos esenciales para mantener en buen estado la piel de nuestras manos.

  • Jabones: No vale cualquier jabón de manos. Las fórmulas varían de un producto a otro. Existen jabones que son más detergentes que eliminan la protección natural de la piel, y existen otros que solamente se deshacen de la suciedad y son los que nos interesan.
  • Crema hidratante: Un cosmético must have que toda mujer debería llevar una en el bolso para ¨emergencias¨. En invierno es muy importante hidratar y nutrir la piel con más frecuencia. El frío, las calefacciones, el agua demasiado caliente…La piel está expuesta a continuas agresiones que, si bien no podemos evitar, podemos paliar sus consecuencias simplemente aplicando un poco de crema hidratante.
  • Oleos: Los aceites esenciales forman parte de uno de los cosméticos más beneficiosos para el cuidado de la piel.La variedad es infinita, pero uno de los más utilizados por los especialistas (aromaterapeutas, y quiromasajistas) es el aceite de almendras. Su textura es suave, de fácil absorción, apto para cualquier tipo de piel y muy fácil de combinar con otras sustancias.
  • Parafina: Es muy utilizada en los centros de estética por su eficacia a la hora de hidratar la piel. Se trata de una cera disuelta que se adhiere a la piel como un guante y se deja reposar en cubierta durante unos 20 minutos. El resultado es realmente fantástico por lo que es un tratamiento muy recomendable.
  • Guantes: Quizá sobre decir que con el frio es aconsejable utilizarlos. No sólo porque mantienen la temperatura de las manos, sino porque además ayudan a prevenir la sequedad y con ella las irritaciones.

Estos son nuestros consejos para cuidar las manos del frio. Esperamos que os sirvan de ayuda y si os ha gustado animaros a compartirlo en la red social que prefieras. Gracias por adelantado 🙂


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *