Cómo cuidar las cuerdas vocales

Cuidar las cuerdas vocales

Para la mayoría de las personas el cuidado de las cuerdas vocales es algo inexistente, incluso, se cree que innecesario. Sin embargo, como consecuencia de un mal uso y cuidado de esta parte tan importante de nuestro cuerpo, algo tan esencial como la voz puede estar en peligro. Y no solo lo es para las personas que viven de su voz, es que hablar es algo que no todas las personas pueden hacer y perder esa capacidad, puede cambiar tu vida para siempre.

La voz se produce a grandes rasgos gracias a la vibración de las cuerdas vocales. Cuando estas no están bien lubricadas se pueden dañar y poco a poco perder la capacidad de hablar o de hacerlo durante un tiempo normal. Otras acciones como la tos fuerte o el gesto de aclarar la garganta, pueden dañar las cuerdas vocales y por ello se debe evitar, así como susurrar ya que puede provocar daños en la laringe.

Cuidar las cuerdas vocales con unos sencillos consejos

Son muchos los factores que influyen a la hora de causar daños en la voz y en las cuerdas vocales. Hablar cuando hay un ruido demasiado alto suele ser uno de los más importantes. Porque son muchas las situaciones en las que nos encontramos con mucho ruido ambiental, en los comercios donde hay música alta, en los locales de ocio, en reuniones con muchas personas o durante la jornada laboral.

Todas ellas son situaciones que no siempre se pueden evitar, pero en las que hay que tener en cuenta que forzar en exceso la voz, puede provocar un daño irreparable. Por ello, los especialistas recomiendan evitar hablar en esas situaciones, para no forzar la voz ni tener que hablar por encima de lo apropiado. Especialmente cuando se trate de un ambiente en el que además del ruido existen otros factores, como el humo del tabaco o el alcohol, que aumentan la probabilidad de sufrir daños en la voz.

Hidratación

Para cuidar bien las cuerdas vocales hay que empezar por hidratarlas correctamente. Lo mejor en este caso es el agua, a una temperatura ambiente y a pequeños sorbos durante todo el día. Ten en cuenta que otros líquidos no son recomendables porque disminuyen la lubricación. Si tomas café tendrás que aumentar la ingesta de agua y sobre todo, evita el consumo de bebidas alcohólicas.

En cuanto al consumo de caramelos, algo muy habitual cuando notamos la garganta seca, no siempre se recomiendan ya que disminuyen la producción de saliva y con ello las cuerdas vocales están menos hidratadas, es decir, provocan el efecto contrario al deseado.

Evita hacer gestos excesivos y forzar la voz

Un sencillo gesto como aclarar la garganta o toser con mucha fuerza, pueden provocar una gran irritación en la garganta. Por lo que debes evitar los gestos demasiado forzados, no tosas con fuerza, si sientes flemas es preferible tomar agua para que se hidraten las cuerdas vocales. Susurrar tampoco es muy recomendable, ya que se fuerza la laringe y puede causar daños.

Trabaja la respiración

Para que se produzca la voz es necesaria una fuente de energía, que en este caso es el aire que entra a través de la respiración. Por lo tanto, trabajar para mejorar la respiración es esencial para cuidar las cuerdas vocales. Hacer ejercicio es perfecto para ello, ya que con el entrenamiento se mejora la capacidad pulmonar. Además de mejorar otros muchos aspectos como la salud física y mental.

Tu voz forma parte de tu ser, te identifica frente a las otras personas, es un bien que no todas las personas poseen. Los que sí disfrutan de su voz no siempre son conscientes de lo importante que es, pero nunca es tarde para darse cuenta de ello y comenzar a cuidar esa parte tan importante. Con algunos cuidados como los mencionados y ejercicios recurrentes, como exagerar el bostezo, rotaciones de cuello o estiramientos, puedes cuidar cada día tu voz y disfrutar de este regalo que solo es para algunos afortunados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.