Cómo cuidar la salud mental

Salud mental al

Cuando pensamos en salud normalmente lo relacionamos con algo físico, con la salud de nuestro cuerpo. Pero lo cierto es que dentro del concepto de salud también se englobaría la salud mental, una parte muy importante de nuestro bienestar. Si no hay salud mental difícilmente podremos sentirnos sanos físicamente y muchas enfermedades se relacionan con problemas psicológicos.

Fomentar la salud mental debe ser una de nuestras prioridades, ya que se trata de un campo muy amplio que además está directamente relacionado con nuestra salud física. Hoy en día es algo que se asume como necesario y que forma parte del ámbito amplio de la salud.

Cuida tu cuerpo

Como decimos, la salud mental y la física están muy relacionadas. No podremos sentirnos bien si no hay un equilibrio entre ambos. Cuidar nuestro cuerpo nos ayuda a estar mejor, ya que las enfermedades físicas normalmente conllevan problemas psicológicos, sobre todo si hay dolor o si deteriora nuestras capacidades. Así que debemos cuidarnos todo lo posible. Hacer deporte nos ayuda a ser más positivos, a estar ágiles y fuertes, con un peso saludable. Todo ello aumenta la autoestima y nos hace sentir mejor.

Cuida la alimentación

La alimentación es un pilar fundamental en nuestra salud, tanto en la física como en la mental. Es necesario llevar una buena dieta que sea equilibrada y no utilizar la comida como un escape emocional, porque eso nos puede dar problemas. La comida debe ser parte de nuestra salud y debemos acostumbrarnos a comer de forma equilibrada y saludable.

Evita el estrés

Evita el estrés

Hay muchas situaciones en nuestra vida diaria que pueden llegar a estresarnos. Sin embargo, el estrés es muy perjudicial y puede llevarnos a otros problemas como ansiedad o depresión. Debemos aprender a lidiar con las situaciones y a alejarnos de aquello que nos estresa, para mantener la calma y nuestra salud mental, algo que es más importante.

Reconoce tus emociones

Controlar las emociones no siempre es posible, pero es más fácil si las reconocemos y las aceptamos. Debemos ser conscientes de cuándo estamos nerviosos, ansiosos o tristes, para poder hacer algo en consecuencia. Tener una personalidad depresiva o que nos lleva a la ansiedad es posible, ya que siempre hay cierto componente genético en nuestra forma de ser, pero esto no tiene por qué condicionarte. Si reconoces bien tus emociones podrás controlarlas más fácilmente.

Evita sustancias tóxicas y adictivas

Evita el alcohol

Es importante evitar sustancias que puedan provocarnos problemas. El alcohol, el tabaco y las drogas pueden hacer que nuestra salud mental se deteriore. Tienen muchos problemas relacionados y por ello se deben evitar siempre. Hay personas que tienen más predisposición

Pide ayuda profesional

Cuando hay un problema que afecta a nuestra salud mental y no nos permite hacer una vida normal o sentimos que es algo que no podemos controlar, es necesario pedir ayuda profesional. Hace años este tipo de cosas eran más criticadas, pero hoy en día se ha normalizado el hecho de que la salud mental tiene que formar parte de nuestras políticas de prevención y que hay que pedir ayuda profesional cuando sea necesario.

Cuida las relaciones personales

Las relaciones personales son muy importantes para todo el mundo y son una parte muy necesaria a la hora de mantener nuestra salud mental. Cuida las relaciones que tienes con tu familia y también con tus amigos y pareja, porque esta es una parte muy importante de nuestra salud mental. Si las relaciones no son buenas solemos tener depresión, ansiedad o tristeza. Los seres humanos somos sociales y necesitamos del contacto con otras personas, de ahí que sea tan importante tener relaciones que sean buenas y que nos aporten algo positivo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.