Cómo controlar la ira con la pareja

conflicto pareja

Las discusiones de pareja suelen ser normales y habituales en el día a día. Lo ideal es que las mismas sean saludables y cada parte pueda expresar su opinión de una manera racional y sin perder los papeles. El gran problema se origina cuando la ira y el enfado van ganando enteros dentro del conflicto y dañan seriamente la relación de pareja.

En el siguiente artículo te contamos cómo controlar la ira y el enfado con la pareja y evitar que las discusiones o los conflictos dañen a la propia relación.

Mantener la calma

La ira y el enfado no ayudan a pensar y buscar posibles soluciones. Mantener la calma en medio de un conflicto es clave y esencial a la hora de pensar de una manera clara y buscar soluciones que no perjudiquen la relación de pareja.

Realizar técnicas de relajación

A la hora de mantener la calma y evitar que la ira monopolice la discusión o el conflicto, es bueno el realizar una serie de ejercicios de relajación. Estas técnicas de relajación van a permitir tener un equilibrio a nivel emocional que es positivo a la hora de discutir de manera saludable con la pareja. No dudes por tanto en hacer algo de yoga o de mindfulness a la hora de controlar los diferentes ataques de ira que puedas tener.

Usar la empatía

El ponerse en la piel de la pareja es clave a la hora de evitar sacar a relucir la ira en los conflictos o en las discusiones. La empatía es un valor esencial en la vida de todas las personas y clave, para que una pelea con la pareja se resuelva de una manera amistosa y saludable.

Hay que ser asertivo con la pareja

La asertividad es una manera de comunicarse con la pareja desde la calma y la empatía. Una persona asertiva sabe exponer sus diferentes ideas y pensamientos sin atacar a la pareja. Las cosas se pueden hablar de una manera relajada y calmada y con la libertad suficiente para exponer lo que se piensa y se cree.

pelea pareja

Compartir las emociones

En una discusión o un conflicto no es bueno el callarse las cosas y obviarlas, ya que a la larga termina por perjudicar el buen devenir de la relación de pareja. Es importante el poder compartir los diferentes sentimientos y emociones con la pareja y buscar la mejor solución posible al problema creado. 

Hacer deporte

Hacer algo de ejercicio físico de manera habitual puede ayudar a calmar la ira contenida y mantener la calma en todo momento. El deporte es sano a nivel físico y también a nivel emocional. El poder descargar toda la energía contenida ayuda a rebajar los niveles de ira y de enfado.

Cambiar el foco de atención

La ira y el enfado hace que la persona se centre de manera exclusiva en los elementos negativos de la pareja. Ello provoca que se entre en un bucle del que es muy complicado salir, algo que daña seriamente el vínculo creado. Cambiar de foco de atención es importante a la hora de centrarse en los aspectos positivos y poder encontrar la mejor solución posible.

Pensamiento flexible

A la hora de evitar que la ira salga a la luz es bueno el ser flexible y buscar una serie de alternativas que no acaben por dañar a la pareja. No hay que cegarse en nada y optar por la flexibilidad, ya que esto es algo que va a beneficiar a la propia relación.

En definitiva, la ira y el enfado no son buenas consejeras a la hora de conseguir que una determinada pareja consiga solucionar sus problemas de una manera racional y calmada. Recuerda que no pasa nada por estar en desacuerdo con la pareja y mantener algún que otro conflicto o discusión. Las posibles peleas que puedan originarse deben solucionarse de una manera tranquila y respetando en todo momento a la otra persona.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.