Cómo controlar la caída del pelo

Caída del pelo

La caída del pelo puede ser más notable durante algunas épocas del año. Aunque lo sabemos, esto no quita que también nos lleguemos a preocupar. Por eso, lo único que podemos hacer es recurrir a ciertos pasos para intentar controlar dicha caída y ponernos en las mejores manos.

A pesar de que no siempre es sencillo, sí es cierto que debemos ponernos manos a la obra cuanto antes. Se trata de un problema frecuente, pero cuando la caída es muy acusada, siempre podemos recurrir a un profesional para quedarnos mucho más tranquilos. Por el momento, vamos a disfrutar de estos pasos.

Un cambio en la alimentación

Sin duda es uno de los primeros pasos a dar, de cara a tener una buena respuesta en general. Pero en el caso de controlar la caída del cabello, también. Lo idóneo es aumentar el consumo de ensaladas verdes, con vegetales crudos. Sin olvidar las proteínas que las encontraremos en los huevos así como la carne o pescado. La vitamina A que encontramos en espinacas y la B o C también son primordiales para intentar controlar la caída. Entre los minerales, hay que destacar el hierro o el zinc, dos de los grandes básicos.

Alimentación caída del cabello

Realiza un masaje por todo el cuero cabelludo

Otro de los pasos a tener en cuenta es este. Es cierto que en ocasiones vamos con prisa y no siempre reparamos en lo importante. Ya que realizar un buen masaje por todo el cuero cabelludo hace que la circulación de esta zona se active y los folículos se oxigenen. Esto se traduce en una mejora ante la caída que mencionamos. Tanto en el lavado como fuera de él, puedes realizar dichos masajes con aceites esenciales como puede ser el de coco o almendras.

Controla las emociones para evitar la caída del pelo

Es cierto que en este caso es más sencillo el decirlo que el hacerlo. Porque las emociones nos controlan a nosotros de una manera bastante contundente, cuando tenía que ser al contrario. El estrés y la ansiedad pueden llegar a superarnos en nuestro día a día, por ello hay que buscar siempre una salida o alternativa. Para ello, intenta tener algunos momentos para ti mismo, realizar algún deporte estilo pilates o yoga y practicar meditación. La caída del pelo por estrés es un caída generalizada que se nota en la densidad del cabello.

Evita el secador

Es otro de esos pasos que mejor conviene evitar. El secador o las planchas y demás focos de calor, harán que el cabello tienda a debilitarse. Por lo que puede traducirse en una caída más acusada del mismo. Por eso, solamente debemos usarlos en ocasiones puntuales o bien, con una temperatura muy baja. Del resto, lo mejor es retirar el exceso de agua con una toalla y que el cabello se seque al aire libre.

Aloe vera para cabello

Aloe vera para la caída del pelo

No podíamos dejar de lado el aloe vera. Porque es uno de los grandes remedios que tenemos siempre cerca. Tanto para la piel como para el cabello sigue siendo una gran opción. ¿Por qué? Pues porque además de ser hidratante es reparador, lo que implica que cuidará de nuestro cuero cabelludo aportándole todas las ayudas posibles. Para ello tan solo debemos mezclar dos cucharadas de aloe con una de aceite de oliva. Cuando tengamos la mezcla, tan solo es necesario aplicarla por el cuero cabelludo y dejarla reposar una hora. Por eso, siempre es mejor que este tipo de remedios se hagan cuando estemos en casa y sin prisas. Una vez pasado el tiempo, lavamos el cabello como de costumbre y listo. Muy pronto notaremos los grandes beneficios que este paso nos deja.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.