Cómo conseguir una piel más luminosa

Piel más luminosa

Están muy de moda los iluminadores para conseguir una piel deslumbrante, pero también es posible mejorar el aspecto de esta si la cuidamos y sabemos sacarle partido. Una piel pierde su brillo y luminosidad por muchas razones. La falta de nutrición, la falta de hidratación, la mala circulación. Son muchas las causas y muchas las formas de lograr que resurja ese brillo en nuestro rostro.

Toma nota de todas las ideas que os vamos a dar para conseguir una piel más luminosa. Una piel mucho más sana y sobre todo que no necesite tanto maquillaje para estar radiante cada mañana. Esto sí es posible, sacando lo mejor de nuestra piel con gestos diarios de cuidados en la piel.

Cuida la alimentación

La cuestión de la alimentación siempre sale en cuestión de belleza, y es que la salud de nuestra piel está muy ligada a nuestra alimentación y a aquello que ingerimos. Una piel luminosa también se consigue a base de alimentarse de las cosas adecuadas. Los alimentos anti oxidantes y los anti inflamatorios son beneficiosos para los tejidos y combaten los radicales libres. Nuestra piel se verá más joven y luminosa con que nuestra alimentación sea mucho más sana.

Hidratación

Hacer deporte

Hidratar por dentro y por fuera también es importante en estos casos. Se ha comprobado que una piel deshidratada está más opaca, y desde luego más seca. Es imposible conseguir una piel luminosa si no estamos bien hidratadas. Y no nos referimos solamente a hidratar por fuera con cremas, sino también a la hidratación desde dentro. Debemos beber unos dos litros de agua diarios, entre zumos, infusiones y agua. Solo así podremos contar con una piel más sana, hidratada y jugosa.

Exfolia la piel

Eliminar las células muertas también es una buena idea a la hora de aportar luminosidad a la piel. Esta siempre se verá más luminosa, nueva y suave si recurrimos a la exfoliación. Debe hacerse no más de dos veces a la semana, ya que un exceso puede dañarla, y con un exfoliante específico para el rostro, que suele ser más suave que el corporal.

El descanso es necesario

Descansar bien

¿Cuántas veces os habéis puesto a descansar y os habéis levantado con mucho mejor tono de piel? El descanso sin duda es necesario. El estrés y el cansancio hacen mella en nuestra salud y en nuestra piel, que no se oxigena y regenera lo suficiente. Es por eso que el descanso debe respetarse, con sus ochos horas de sueño reparador. No en vano muchas celebrities dicen que su gran secreto es beber mucha agua y dormir bien.

El ejercicio te ayuda

Otra cosa que hemos notado es que al hacer ejercicio la piel recobra un mejor color. Esto es porque por un lado eliminamos toxinas que sobran, por el otro conseguimos una mejor oxigenación, y por el otro mejoramos la circulación. Todo esto hace que nuestra piel tenga un mejor color y más luminosidad.

Aprovecha la noche

Para una piel sana y luminosa también podemos ayudarnos de diferentes tratamientos. La noche es el mejor momento para utilizar mascarillas o bien para usar el sérum y otros tratamientos porque es cuando la piel se regenera. Así que no debemos olvidar lo importante que es utilizar por la noche una crema específica y algún que otro extra para el cuidado de la piel.

Vitamina C

Vitamina C

La vitamina C se encuentra presente en nuestro organismo, y es la que cumple la función de la síntesis del colágeno que nos ayuda a combatir el envejecimiento. Si bien hay muchas cremas que dicen tener entre sus ingredientes esta vitamina, lo cierto es que para que actué debe estar en el organismo en cantidades suficientes y para ello debe ser ingerida. Así que tampoco debemos olvidar el tomar alimentos que contengan vitamina C.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *