Cómo conseguir una piel bonita y radiante

Piel bonita

Tener una piel bonita y radiante es algo que se puede conseguir de varias maneras. Los cuidados de la piel, que se considera como el órgano más grande de nuestro cuerpo, tienen que venir desde dentro y desde fuera. Es decir, todo influye en su aspecto y salud, desde lo que comemos a lo que bebemos, el estrés y también los cuidados con productos para la piel.

Vamos a ver cuáles son los mejores cuidados para lucir una piel bonita y radiante a diario. Son muchas las personas que sufren problemas en la piel como descamación, sequedad, arrugas, flacidez, y falta de luminosidad. Todo tiene su origen y por eso vamos a ver cómo conseguir que la piel tenga un mejor aspecto.

El agua es fundamental

Infusiones

Si hay algo que puede cambiar tu piel de forma radical es beber mucha agua. Lo puedes hacer bebiendo solo agua, pero también tienes la posibilidad de beber infusiones sin azucarar, las cuales nos aportan el agua y tienen algo de sabor. Si no te gustan las infusiones, te ayudará a beber agua echarle medio limón o alguna fruta que te guste para darle sabor. Así beberás de forma fácil. Si bebes más de dos litros al día verás el cambio y la luminosidad que tendrás en la piel. Esto es bueno para todas las pieles, ya que ayuda a eliminar toxinas y además la hidrata desde dentro.

Alimentación que te ayuda

Naranjas

Una piel elástica y fuerte necesita nutrientes. Con las vitaminas consigue mantenerse en buen estado, ya que por ejemplo la vitamina C ayuda en la síntesis del colágeno, la cual se encuentra en los cítricos. La vitamina A nos ayuda en la cicatrización, para que no queden marcas, y se encuentra en productos como el queso, los huevos o el brocoli. La famosa vitamina E nos ayuda a combatir en envejecimiento cutáneo y la encontramos en las legumbres, el aceite de oliva o la yema de los huevos.

Los minerales también son una parte importante para mantener la piel sana, como el zinc, que ayuda en la protección frente a los rayos UVA y ayuda a la hora de formar colágeno. Lo encontramos en huevos, marisco y en la leche. El selenio que hay en los productos lácteos también nos ayuda a combatir el envejecimiento.

Tampoco hay que olvidar la importancia de las proteínas para la piel y los músculos, que los alimentan. Encontramos proteínas magras en huevos, lácteos, legumbres, pescados blancos y carnes como la del pollo. De esta forma conseguiremos que la piel se regenere mejor.

Utiliza exfoliante

No hay que exfoliar la piel en exceso, pues podemos dañar su barrera natural, pero sí es bueno hacerlo de vez en cuando. Esto nos ayudará a retirar las pieles muertas y a conseguir que la piel se encuentre mucho más luminosa cada día. En este sentido podemos comprar un buen exfoliante corporal y utilizarlo en la ducha. Después hay que aplicar crema hidratante y notaremos la gran suavidad en la piel.

Hidrata a diario

Aceite de almendras

Aunque bebamos agua, es bueno hidratar la piel desde el exterior, ya que sufre por el efecto del sol, por el roce o por el frío. Siempre es bueno aplicar crema hidratante o aceites corporales. Una buena idea es la de utilizar un aceite tan bueno como el de almendras, ya que nos ayuda a mantener la piel hidratada cada día. Este aceite mantiene la piel humectada y evita la descamación, además de que combate problemas como por ejemplo la dermatitis. En el mercado también encontramos todo tipo de cremas corporales, pero siempre nos gusta recomendar la opción más natural.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.