Cómo conseguir que los niños se cuiden sus dientes

A día de hoy son muchos los niños que tienen problemas en sus dientes debido a una falta de higiene de los mismos y a la poca importancia que le dan al propio cepillado. Es por ello que es importante el enseñar a los más pequeños de forma prematura a cepillarse de una manera correcta además de mostrar una serie de hábitos de higiene para poder tener unos dientes en perfecto estado.

Los padres tienen una labor fundamental para ello ya que deben enseñar y ayudar a darle importancia a la limpieza de los dientes. Acto seguido te doy una serie de pautas para que los niños le den la importancia que se merecen los dientes y conviertan al cepillado de los mismo como un  hábito más a realizar en el día a día.

Hábitos diarios

Los padres deben enseñar una serie de hábitos diarios a los más pequeños para que puedan tener unos dientes perfectos sin ningún tipo de caries. Es aconsejable que los pequeños se cepillen sus dientes un par de veces al día con la ayuda de sus padres. Con el paso del tiempo y poco a poco los pequeños lo irán haciendo solos sin la ayuda de nadie.

Desde que salen los primeros dientes es importante realizar un par de cepillados al día, uno después de la comida y otro antes de irse a dormir. Los cepillos de dientes deben de ser con cerdas suaves y redondeadas para que los dientes del menor no sufran ningún tipo de daño. El hilo dental es otro elemento esencial a la hora de mantener los dientes en perfecto estado ya que el hilo llega a zonas de la boca a las que el cepillo no llega. En cuanto a la pasta de dientes que se use debe ser una adecuada para los pequeños que contenga flúor y evitar de esta manera problemas de caries. Al principio debes tener mucho cuidado de que no se pasen con la pasta ya que el exceso de flúor podría llegar a dañar los dientes. Si tu hijo tiene menos de dos años es aconsejable un cepillado sólo con agua ya que el flúor puede terminar dañando los dientes.

Ayuda de los padres

Ningún niño nace sabiendo lavarse los dientes por lo que la ayuda de los padres se hace fundamental a la hora de inculcar unos buenos hábitos de higiene y de limpieza de los dientes. Aparte de enseñar al menor a lavarse correctamente los dientes es esencial el acudir cada cierto tiempo al dentista para que le examine la boca y le haga una limpieza profunda de los dientes. Es importante el seguir una serie de hábitos alimenticios para que el pequeño no abuse de alimentos realmente dañinos para los dientes que provocan la aparición de caries como es el caso de los dulces y las chucherías. Por tanto la labor de los padres es fundamental y esencial a la hora de que los pequeños sepan limpiarse y cuidarse los dientes.

Los dientes es una zona del organismo a la que no se le suele dar mucha importancia y en el caso de los niños el problema se acentúa mucho más. Es por ello que hay que inculcar a los menores desde que son muy pequeños la importancia que tiene en el día a día el lavarse y cepillarse los dientes. Este hecho deber convertirse en un hábito más en el día a día para que de esta manera los dientes estén siempre en perfecto estado. Recuerda que es aconsejable el acudir de una manera frecuente al dentista y evitar futuros problemas relacionados con la aparición de caries.


Categorías

Madres

Maria Jose Roldan

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *