¿Cómo conciliar tu trabajo con el ejercicio?

Si tu trabajo te consume todo el día y no te deja hacer ejercicios o no te dá tiempo para tí misma, entonces no te pierdas esta nota: Ante todo debes comprometerte a ejercitar 7 días a la semana. Comienza con sólo 20 minutos cada día.

Intenta ir a trabajar caminando, en bicicleta o en patines. Si te toma más tiempo, planea tus horarios para que te lo permita. Si la distancia es mucha, bájate un par de paradas antes en el colectivo y camina el resto del camino o aparca tu automóvil más lejos de lo acostumbrado o usa las escaleras en vez del ascensor.

Utiliza tu horario de almuerzo para hacer una actividad física, pero no por esto dejes de comer. Sino, practica algunos ejercicios mientras trabajas. Servirá para alejar el estrés.

Para empezar, son ejercicios sencillos y que no te pueden ocupar mucho tiempo. Lo bueno es que si lo pones dentro de tu rutina entonces te pondrás en forma sin darte demasiada cuenta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *