Cómo comprender mejor a tu hijo desafiante

competencia saludable

Comprender a un hijo cuando muestra actitud desafiante no siempre es sencillo, de hecho, puede resultar todo un problema para padres que solo quieren imponer su voluntad y sus normas. Los padres que no quieren dar su brazo a torcer en la crianza pueden tener serios problemas con un hijo desafiante, por eso, es necesario ser flexibles.

Para ello, vamos a darte algunas claves para comprender mejor a tu hijo desafiante y que puedas tener una relación mucho más estrecha y bonita con tu hijo. Todo irá mejor si pones de tu parte y dejas a un lado la mentalidad obsoleta en educación.

Escúchale

Tú, como adulto puedes sentir que saber más, pero un hijo desafiante querrá llevar la razón. Tiene un punto de vista que la mantiene firme en su posición y está tratando de proteger algo que le parece importante. Solo escuchándole con calma y reflejando sus palabras llegarás a comprender qué es lo que la hace oponerse a ti. Un comentario sin prejuicios: «Escuché que no quieres darte un baño. ¿Puedes decirme más sobre por qué?” Puede que no te parezca una buena razón su explicación, pero para él tiene sentido. Si no le escuchas, no lo comprenderás.

Míralo desde su punto de vista

Por ejemplo, puede estar enfadado porque le prometiste lavar su capa de superman y luego lo olvidaste. Para ti, él está siendo terco. Para él, él está justificadamente molesto, y tú estás siendo hipócrita, porque él no puede romper las promesas que te hizo, pero tú le rompiste las tuyas.

¿Cómo aclaras esto y sigues adelante? Te disculpas sinceramente por romper tu promesa, le tranquilizas diciéndole que te esfuerzas mucho por cumplir tus promesas y van, juntos, a lavar la capa. Incluso podrías enseñarle a lavar su propia ropa para que no estés en esta posición en el futuro y él esté empoderado. Solo considera cómo le gustaría que lo trataran y trátalo en consecuencia.

Niño enfadado

Disciplina a través de la relación, nunca a través del castigo

Los niños no aprenden cuando están en medio de una pelea. Como todos nosotros, es entonces cuando la adrenalina está bombeando y el aprendizaje se detiene. Los niños se portan bien porque quieren complacernos. Cuanto más peleas y castigas a tu hijo, más socavas su deseo de complacerte.

Si está molesto, ayúdele a expresar su dolor, miedo o decepción, para que se evapore. Entonces estará listo para escucharte cuando le recuerdes que en tu casa todos se hablan amablemente. (Por supuesto, tienes que modelar eso. Tu hijo no siempre hará lo que dices, pero siempre, eventualmente, hará lo que tú haces).

Ofrézcale respeto y empatía

La mayoría de los niños de voluntad fuerte luchan por el respeto. Si se lo ofrece, no es necesario que luche para proteger tu posición. Y, como el resto de nosotros, ayuda mucho si se sienten comprendidos. Si ves su punto de vista y crees que está equivocado, por ejemplo, quiere llevar la capa de Superman a la iglesia y crees que es inapropiado, aún puedes ofrecerle empatía y conocerlo a mitad de camino mientras estableces el límite.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.